Sermon:
Lectura: 1 Samuel 1:1-11

Introducción: Hoy es un día especial por cuanto honramos a todas las madres en medio de nuestro servicio. Quiero que podamos evaluar la persona de Ana y ver las enseñanzas que a través de su vida pueden de ser gran ejemplo a la vida de muchas mujeres. Todos conocemos la historia de esta mujer.

I. Toda mujer de fe, confrontará problemas:
a. 1 Samuel 1:1-8
b. Es fácil pensar que los héroes de la Biblia son diferentes a nosotros. Se nos hace difícil identificarnos con ellos por cuanto pensamos que son perfectos y su cultura es diferente a la nuestra.
c. Ana no tenia hijos, su nombre se añadía a la lista de mujeres estériles de la Biblia. Tales como Sara (esposa de Abraham), Rebeca (esposa de Isaac), Raquel (esposa de Jacob), Ruth (esposa de Boaz), Elizabeth (la madre de Juan el bautista).
d. Su problema no era natural, sino provocado por Dios.
1. 1 Samuel 1:5,6
e. Sin embargo su fe la llevo a clamar en perseverancia a Dios.

II. Toda mujer de fe, manifiesta oraciones fervorosas:
a. 1 Samuel 1:9-18
b. Las circunstancias no detuvieron a esta mujer. Su oración es una clara expresión de su fe en Dios.
c. Su llanto se torno en oración fervorosa, sus lágrimas en adoración a Dios.
d. Su oración se torno en una promesa a Dios, si respondía a su clamor.

III. Toda mujer de fe, experimenta la provisión de Dios:
a. 1 Samuel 1:19-20
b. Su perseverancia fue escuchada por Dios.
c. Ana concibió y dio a luz un hijo el cual llamo Samuel que significa “por cuanto lo pedí a Jehová”
d. Dios le concedió la petición a Ana por cuanto necesitaba Dios un profeta para su pueblo.


IV. Toda mujer de fe, cumple su promesa:
a. 1 Samuel 1:21-28
b. Analiza cuantas ocasiones has hecho una promesa a Dios, si te responde tu petición. ¿Has cumplido lo prometido?
c. Dios es galardonador de los que le buscan y cumple su promesa.
1. 1 Samuel 2:19-21

V. Toda mujer de fe, no cesa de adorar a Dios:
a. 1 Samuel 2:1-11
b. Aquella mujer que un momento de su vida manifestaba aflicción. Ahora elevaba cánticos de alabanza a Dios por sus maravillas.
c. 1 Samuel 2:1-2, su atención no esta en la bendición sino en el quien la bendijo.
d. 1 Samuel 2:3, su centro de admiración es la sabiduría y el conocimiento de Dios.
e. 1 Samuel 2:6, reconoce el poder de Dios de dar y quitar la vida.
f. 1 Samuel 2:7, reconoce que es Dios quien humilla y exalta.

Conclusión: Ana vino a ser un modelo, un modelo de una mujer de fe. Hoy mujer, madre, alza tu rostro y reconoce cuan grande es el amor de Dios hacia tu vida, no por lo hagas sino por lo que eres. Él conoce tus aflicciones, tus conflictos, tus dolores, él esta presto a manifestarse en tu vida. Hoy es día de reconocer que aquello por lo cual te llaman “mama” debe ser dedicado en su totalidad a Dios. Que tu vida,