|  Forgot password?
Easter and Good Friday - Free Sermons & Media Collection »

COMO MANEJAR LAS DEBILIDADES PERSONALES

(7)

Sermon shared by Augusto Rodriguez

January 2008
Summary: La pregunta que surge en realidad no es si tengo debilidades. Todos las tenemos, pero debo preguntarme ¿cómo veo las debilidades? ¿Miras tus debilidades como un fracaso, o las miras como una oportunidad para fortalecerte en Dios el Señor? Todo depende de
Denomination: Baptist
Audience: General adults
Sermon:
COMO MANEJAR LAS DEBILIDADES PERSONALES
2 Corintios 12:8-10
San Pablo tenía un concepto adecuado de sí mismo, sabía quien era y los logros que había obtenido. Sin embargo, conocía claramente sus debilidades, no las negaba, pero supo manejarlas adecuadamente.

La pregunta que surge en realidad no es si tengo debilidades. Todos las tenemos, pero debo preguntarme ¿cómo veo las debilidades? ¿Miras tus debilidades como un fracaso, o las miras como una oportunidad para fortalecerte en Dios el Señor? Todo depende de tu actitud, pues tu actitud afecta lo que piensas de ti mismo. De manera que las debilidades no hay que ignorarlas, pero saber manejarlas. Para saber manejar las debilidades personales es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

Debo evitar pensamientos que me desvíen (2 Corintios 11:3)
De un compromiso puro y sincero con Cristo. Muchas veces nuestras debilidades nos llevan a flaquear en nuestro compromiso con el Señor, guiándonos a ser tibios en nuestra relación con Jesucristo.

Tome en cuenta que los pensamientos que permita afectarán su auto-concepto. El auto-concepto está formado por una serie de actitudes personales y formas de percibirnos a nosotros mismos. Algunas de estas percepciones son: como me identifico a mí mismo, como me juzgo, como me comporto, como me veo físicamente, como defino mis valores morales y éticos, y otros semejantes. Como vemos, estas percepciones son definidas por los pensamientos que permito. Si permito pensamientos negativos: me veré menos, me veré frustrado, y sentiré que Dios no está conmigo.

Por lo tanto, para que tus debilidades personales no afecten tu compromiso con Dios, debes evitar pensamientos que te desvíen.

Debo evitar quejarme de mis debilidades (2 Corintios 11:23-29).
Pablo relata en este pasaje sus luchas y sufrimientos como apóstol. Pero no lo hace quejándose ante sus lectores. Lo hace para mostrar que sobre todo no ha decaído, sino que ha permanecido firme porque el Señor lo sostiene.

Las quejas solamente agravan la situación. Ante las debilidades debes fortalecerte en el Señor. Filipenses 4:4 dice “alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense siempre en el Señor!” Vea también la actitud de Pablo en toda circunstancia, en la pobreza y en la riqueza, y siempre concluye, “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:11-13).

Además, debo ver cada lucha por causa de mi debilidad a la luz de la causa de Cristo. Sufrimos porque el enemigo nos persigue por ser creyentes, pero debes siempre mantener puesta la mirada en el galardón o premio que te espera. Hebreos 11:26 dice de Moisés que “Consideró que el oprobio [la vergüenza, la deshonra] por causa del Mesías era una mayor riqueza que los tesoros de Egipto, porque tenía la mirada puesta en la recompensa.”

Por lo tanto debemos correr para obtener la recompensa (1 Corintios 9:24-25); y considerar las debilidades y luchas como pasajeras (2 Corintios. 4:17-18).

Debo alegrarme en mis debilidades (2 Corintios 12:8-10)
Para que permanezca el amor de Cristo. Pablo dice aquí “prefiero gloriarme de ser débil,” (v.9b) lo cual no significa ser un masoquista, es decir, alguien que disfruta el dolor. Al contrario, es que cuando nos gozamos o gloriamos en las debilidades nos acercamos más al Señor, nos enamoramos más del Señor, buscamos más del Señor.

Para que se perfeccione en mí el poder de Cristo (v. 9a).
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account
New Better Preaching Articles
Featured Resource
Today's Most Popular
Sponsored Links