una conquista y se limpia de su pasado, Dios le abre los ojos espirituales para ver con claridad. Pero para mantener ese enfoque de lo que Dios está mostrando hay que creerle a Dios.

Explicación: La fe es un verbo. Esto implica acción. La fe debe de ser activa y no en el pasado.
La fe es la que activa el milagro en nuestras vidas.
El escritor a los Hebreos lo dice muy claramente en el capitulo 11:6, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Aplicación: No podemos pasar por Gilgal, recibir nuevos anteojos espirituales para quedarnos estancados en la práctica de la fe diaria en lo que Dios ha prometido.
Aunque esté lloviendo, si Dios dice que saldrá el sol, prepárate porque saldrá.

ILUSTRACION DEL PARAGUAS

Conclusión: Dios nos esta hablando. El quiere que nos olvidemos del pasado. El quiere sanarnos de las heridas que no nos permiten ver las cosas que Dios nos esta dando. Al no ver estas cosas la fe se nos esta disminuyendo paralizando todo el proceso de la bendición.
¿Quieres conquistar? Vamos a orar.