|  Forgot password?
NOW AVAILABLE – Total Prep Package: Next Steps »

¡DE SEMILLA A… FRUTO ABUNDANTE!

(3)

Sermon shared by Kelly Cabrera

August 2010
Summary: Dios tiene un propósito para cada uno de sus hijos y para ello tiene un método para llegar a este. Veamos como el profeta Isaías habla en una parábola todo lo que debe tomar en cuenta el sembrador para que la semilla le dé una cosecha abundante y el fruto
Denomination: Apostolic
Audience: General adults
Sermon:
Dios tiene un propósito para cada uno de sus hijos y para ello tiene un método para llegar a este. Veamos como el profeta Isaías habla en una parábola todo lo que debe tomar en cuenta el sembrador para que la semilla le dé una cosecha abundante y el fruto no sea dañado.

Isaías 28:23-29
23 Escuchen, oigan mi voz; presten atención, oigan mi palabra:
24 Cuando un agricultor ara para sembrar, ¿lo hace sin descanso? ¿Se pasa todos los días rompiendo y rastrillando su terreno?
25 Después de que ha emparejado la superficie, ¿no siembra eneldo y esparce comino? ¿No siembra trigo en hileras, cebada en el lugar debido, y centeno en las orillas?
26 Es Dios quien lo instruye y le enseña cómo hacerlo.
27 Porque no se trilla el eneldo con rastrillo, ni sobre el comino se pasa una rueda de carreta, sino que el eneldo se golpea con una vara, y el comino con un palo.
28 El grano se tritura, pero no demasiado, ni tampoco se trilla sin descanso. Se le pasan las ruedas de la carreta, pero los caballos no lo trituran.
29 También esto viene del Señor Todopoderoso, admirable por su consejo y magnífico por su sabiduría.

Cada uno de nosotros somos una semilla que dará fruto en su tiempo pero para que éste sea en abundancia hay elementos necesarios:

I. TIEMPO ADECUADO.

Toda semilla tiene un tiempo adecuado para su siembra y el agricultor lo sabe por ello en el tiempo correcto colocará la semilla en terreno trabajado para ello.

II. TERRENO Y PROCESO DE SIEMBRA ADECUADO.

Isaías 28:23-24
23 Escuchen, oigan mi voz; presten atención, oigan mi palabra:
24 Cuando un agricultor ara para sembrar, ¿lo hace sin descanso? ¿Se pasa todos los días rompiendo y rastrillando su terreno?

El terreno a donde se colocará la semilla debe ser el adecuado para que esta pueda pasar su proceso para dar fruto a su tiempo. Tiene que cumplir con las condiciones adecuadas para nutrir la nueva planta que crecerá en ella. De la misma manera Dios elige el terreno a donde cada uno de nosotros debemos formarnos para crecer, fortalecernos y llevar el fruto. La semilla no tiene la opción de elegir en que terreno quiere crecer es el sembrador quien coloca la semilla en el terreno que él considera el adecuado.

El agricultor realiza su tarea con esfuerzo y de la mejor manera en todas sus obras: elección de la semilla, el terreno, procedimiento de siembra, procedimiento de cosecha, limpieza del producto etc. porque sabe que con ello logrará los mejores resultados. ASÍ EL SEÑOR REALIZA SU OBRA EN NOSOTROS BUSCANDO LA EXCELENCIA. Así como el labrador realiza diferentes géneros de trabajo y cada uno en su debido tiempo, y dentro de la debida proporción, así Dios adapta sus medidas a las variadas exigencias de los diversos casos.

Isaías 28:25-26
25 Después de que ha emparejado la superficie, ¿no siembra eneldo y esparce comino? ¿No siembra trigo en hileras (Se creía que el trigo produciría una cosecha mayor), cebada en el lugar debido (un lugar especifico), y centeno en las orillas? (en la orilla del campo)
26 Es Dios quien lo instruye y le enseña cómo hacerlo.

- ENELDO: la semilla es negra y fácil de trillar en el oriente se usa como condimento y como remedio.

- COMINO: Nombre de una pequeña planta de medio metro de alto nativa de los países del Mediterráneo. Produce unas semillas finas y aromáticas de color pardo, que molidas se utilizan como condimento.
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account
New Better Preaching Articles
Featured Resource
Today's Most Popular
Sponsored Links