|  Forgot password?
New Living Translation now on SermonCentral »

La consciencia del pecado

(0)

Sermon shared by Wilbur Madera Rivas

October 2011
Summary: El pecado es nuestro más grande problema.
Series: Legado
Denomination: Presbyterian/Reformed
Audience: General adults
culo 24: “Miserable hombre de mí” Porque qué protección tengo entonces..qué garantía tengo entonces. Pobre de mí…miserable hombre de mí…¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? ¿Quién podrá librarme?
Pero que hermosas son las palabras que siguen en el versículo 25: “Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro”. Son palabras que no nos dejan en desesperanza sino nos dan la solución que Dios dio a nuestro más grande problema.
Dios dio la solución a nuestro problema más grande a través de la vida, muerte y resurrección de Jesucristo. Jesús nos libró del poder del pecado. El nos liberó de la esclavitud del pecado. Y nos da, a través del Espíritu Santo, la capacidad de poder vencer el pecado. Dice la Biblia que ya no debe reinar en nosotros el pecado ni tampoco debemos ofrecer nuestros miembros para la injusticia, sino para la justicia. Es decir, que tú y yo, por el poder y la gracia de Cristo, podemos hoy día vencer a nuestro enemigo número uno. Aunque sea terco, aunque sea rebelde. Aunque sea insistente.
El pecado no es algo para tomarse a la ligera. Dios no lo toma a la ligera, tan es así que la solución que le dio fue muy, pero muy seria: fue la vida de su propio hijo. Por eso, por la obra de Cristo que nos hace libres del poder y la autoridad del pecado debemos luchar con toda diligencia contra el mientras estemos en esta tierra.
Te sugiero algunas actitudes y acciones que muestran que luchamos con seriedad contra el pecado como nuestro más grande problema:
• Fijémonos primero en nuestras vigas, en vez de la paja de los demás.

• Sospechemos más de nuestros motivos que de los motivos de otros.

• Asumamos total responsabilidad de nuestras acciones pecaminosas.

• Busquemos ser corregidos, en vez de tan sólo tolerar la corrección.

• Arrepintámonos y confesemos prontamente nuestros pecados.

• Celebremos con gratitud la inmensa gracia de Dios en Cristo.

El pecado es nuestro más grande problema, pero Dios nos dio en Cristo la más grande solución. Es por su gracia que podemos decir “no” al pecado. Hay esperanza de cambio perdurable y victoria substancial porque Cristo Jesús, venció por nosotros. Confiando en él y poniendo toda diligencia luchemos contra este enemigo interno y terco, anhelando cada día reflejar el carácter de Cristo para gloria de Dios.
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account
New Better Preaching Articles
Featured Resource
Today's Most Popular
Sponsored Links