Sermon:
"El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Libano.” Salmo 92:12

Vemos a través de las enseñanzas de la Biblia, Dios nos compara con muchas cosas por ejemplo: "Como el siervo brama por las corrientes de las aguas" , "fuerza del búfalo", "sal", "mostaza", "luz", etc. ¿Por qué ?, sencillamente para que comprendamos mejor lo que El quiere de nosotros, como hoy hemos leído que "el justo florecerá como la palmera"

Para saber por qué el salmista hace esta comparación vamos a ver las tres cualidades de ésta.

Su crecimiento: Nunca crecen silvestres, sino deben plantarse, de pequeñas requieren mucho cuidado, es completamente diferente a todos los árboles entre los cuales crece. Al nacer tiene una columna de tejido vivo en el centro de su tronco, protegido por su corteza, que puede ser arrancada, herida, golpeada. o cortada, y no obstante sigue creciendo siempre hacia el cielo alcanzando alturas entre los catorce y veinte metros. Tiene una vida de cien a doscientos años. Aunque el viento la doble jamás se quiebra.

Crecimiento del cristiano: El logro de nuestra vida espiritual es determinado por nuestro crecimiento interior, nuestro hombre exterior es cual la corteza de la palmera, podemos ser maltratados y azotados por variadas circunstancias ". en mucha paciencia, en desvelos, en ayunos..". Más si nuestro interior está sano nada podrá detener nuestro crecimiento espiritual.

Usos de la palmera: Conviene saber que la palmera sirve para más de 200 usos, pero el diccionario bíblico de los persas menciona 360 usos, algunos de ellos madera, cuerdas, tejidos, cestas, esteras, tejadillos, cubiertas, escobillas, brochas, escobas, sombreros, paneles, paravientos, alimentos, bebidas alcohólicas, productos farmacéuticos, gomas. El cocotero suministra materias tan variadas como azúcar, manteca, aceite, vino, vinagre. Sus hojas sirven para cubrir techos de viviendas, etc.

Labores del cristiano: Que gran comparación, nosotros que nos llamamos los redimidos del Rey de Reyes y Señor de Señores debemos querer ser usados en muchas y distintas maneras, apacentar, enseñar, animar, reconciliar, amar, perdonar. La palmera puede ser usada como exquisita comida v también humilde estera, y no se marchita cuando por algún tiempo se ve privada del agua porque sus raíces son profundas.

Su fruto: Da sus mejores frutos en su vejez. Su fruto es mucho más dulce cuando ha alcanzado los ochenta años. En cambio, cuando un manzano envejece, sus frutos se tornan más y más pequeños hasta que no valen nada, y no así con la palmera, que cuando más vieja es da mejor fruto.

El fruto del cristiano: Así debiera ser con nosotros, cuanto más avancemos en nuestra vida cristiana, más dulzura deberíamos mostrar, llevar mucho fruto, en consecuencia de una vida en la cual el Jesús es el Señor. Además de que Dios nos insta a llevar mucho fruto, también nos insta a que ese fruto debe permanecer.

Los cristianos, trabajamos en diferentes lugares, desempeñamos