Thanksgiving Sermons, Videos, Backgrounds and PowerPoint Templates for Preaching
  |  Forgot password?
THANKSGIVING MEDIA SALE - UP TO 50% OFF »

LA PARÁBOLA DEL FARISEO Y EL PUBLICANO

(64)

Sermon shared by Felix Ramirez

September 2003
Summary: Reflexión acerca del orgullo y la humildad basadas en la parábola del fariseo y el publicano
Denomination: Baptist
Audience: Seeker adults
Andrew Murray's True Vine
Discover Life in The True Vine

Draw near to Christ with this inspiring eBook classic.

Download FREE when you sign up for email updates & offers from SermonCentral, ChurchDiscounts, and partners.

creerse justo por sí solito, lo cual, a través de esta parábola de nuestro Señor, hoy ha venido a ser el ejemplo clásico del orgullo religioso y de la autocomplacencia.

4. Por el contrario, el publicano estaba dolorosamente consciente de su condición de pecador. No sólo le pedía perdón por ciertos pecados, sino que estaba implorando misericordia por SER pecador. En el idioma original, el texto dice “Dios, ten misericordia a mí, EL pecado. No se comparó con otros de manera favorable; ni siquiera se comparaba con nadie en absoluto. No le preocupaba medirse con ninguna persona, sino le preocupaba el no estar a la altura de un Dios santo, recto y justo. Y al darse cuenta de que se encontraba solo con su pecado delante de Dios, suplicó por misericordia. Acercarse a Dios tomando en cuenta nuestra propia condición perdida, y con la única petición de recibir su perdón y su misericordia es tomado por Dios como un acto de humillación que Dios aprecia.

5. “Humillaos bajo la poderosa mano de Dios para que él os exalte cuando fuere tiempo.”

CONCLUSIÓN

· ¿Dónde están basadas sus esperanzas para la vida eterna? ¿Esta Ud. secretamente basándose en la falsa esperanza de lo que Ud. está haciendo para Dios? Tenga mucho cuidado, pues
a. Esta confianza no está basada
· en el testimonio interno del Espíritu,
· ni tampoco es resultado de una vida temerosa de Dios,
· sino en la creencia equivocada de que no merecer ser castigados
i. por creer que no ha hecho tanto mal
ii. por creer que Dios es tan bondadoso como para enviar a uno al infierno.
iii. por creer que ha hecho mucho bien al prójimo

b. Sentirse seguro de ser salvo no es lo mismo que ser salvo. No se olvide del fariseo de esta parábola, dirigida a unos que confiaban en sí mismos como justos y menospreciaban a los otros; Recuerde Prov. 14: 12 Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte.

Pero más de una persona pudiera pensar: “Pero esta parábola no se aplica a mí. Yo ya soy salvo por la fe en Cristo. He sido bautizado en esta iglesia, así que no tengo que ver con esta advertencia”.
No perdamos de vista que esta parábola fue dirigida con dedicatoria especial a “Unos que confiaban en sí mismos como justos y menospreciaban a los otros”.

· Jesús está tratando con la experiencia de sentirse orgulloso por la justicia personal, por tus logros morales y espirituales, del orgullo por cumplir lo que la ley de Dios establece. Pero la conducta de este tipo de personas refleja que esta confianza está desprovista de la gracia y de la justicia de Dios y en su lugar se encuentra el esfuerzo y el mérito personal.

· Esta confianza personal los había llevado a despreciar a otros que a diferencia de ellos no estaban cumpliendo con las exigencias de la ley. Tal vez estaban contentos de que hubiera este tipo de personas, para que así pudieran sentirse mejor que ellos o la gente pudiera reconocerlas como gente intachable.

· Nuestro
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account