Sermon:
1.Un Entendimiento del Propósito de Dios.

« Dios le dijo a Josué…tú y todo este pueblo deberán prepararse para cruzar el río Jordán»

·En el versículo 1,2 Dios le habla a Josué diciéndole: levántate y pasa este Jordán.

·Josué no tuvo que decir, ¿Señor que quieres que haga? Dios le hablo.

·Dios nos habla siempre, a veces nosotros no queremos escuchar.

·El no podía dudar del llamado que Dios le había hecho.

·Tú no debes de dudar el gran llamado que reposa sobre tu vida.

Gálatas 1:1 Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre)

2. Fe en la Promesa de Dios.
«Yo os he entregado…todos los lugares que pisen las plantas de vuestros pies»

·Todas las cosas son posibles para los que creen.

·La biblia tiene 7000 promesas para sus hijos.

·Tenemos que apropiarnos a ellas una a una.

·La tierra tenía que ser reclamada con los pies.

·Toda promesa reivindicada es una herencia que se nos da.

Ilustración: Un hombre muere y uno de los ángeles le da un paseo por los cielos de pronto entra un lugar enorme que parecía ser un enorme almacén donde, este hombre le pregunta al ángel acerca de estos paquetes donde todos estaban marcados, no se pudieron entregar. El ángel le contesta: Estas son las promesas de Dios que nunca nadie ha reclamado.

2 Corintios 2:14 Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento.

Literalmente triunfantes quiere decir: nos conduce en un desfile victorioso.

¿No hay mucha tierra que poseer en los lugares celestiales?

3. La Certidumbre de la Presencia de Dios.
«Estaré contigo; no te dejaré ni te desampararé»

·Para nuestra fe esta triple promesa es un legado inagotable.

·Su presencia en mi vida significa que todo lo que El es esta en mi.

·Su presencia en mi vida significa que todo lo que El tiene eta a mi disposición.

·Su presencia en mi vida significa que todo lo que El puede hacer es esta en mi.

·«he aquí, yo estoy con vosotros todos los días»

·«en mi nombre expulsaran demonios»

4. Valor en el nombre de Dios.
«Esfuérzate y sé muy valiente»

·Si tú puedes creer que Dios está contigo entonces puedes atreverte a ser valiente.

·Valiente para poner a Dios en primer lugar.

Daniel 3:16-19 16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: -No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17 Nuestro Dios, a quien servimos, puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tus manos, rey, nos librará. 18 Y si no, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. 19 Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, cambió el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego y ordenó que el horno se calentara siete veces más de lo acostumbrado.

·Jesús dijo que mayores cosas de las que El hizo haríamos nosotros.

·Esfuérzate no es con nuestras propias