Sermon:
LO QUE AGRADA A DIOS
Miqueas 6:6-9


6¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año? 7¿Se agradará Jehová de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? 8Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. 9La voz de Jehová clama a la ciudad; es sabio temer a tu nombre.

INTRODUCCIÓN
1. Como iglesia, es nuestro deber agradar al Señor en todo lo que hagamos.
2. No podemos darnos el lujo de caminar en esta vida haciendo cosas para Dios sin considerar si son del agrado de Dios.
3. En este pasaje encontramos dos lecciones poderosas acerca de lo que es agradara Dios.

A. NUESTRO MÁS ALTO DEBER ES ADORAR A DIOS.
¿Con qué me presentaré y adoraré…daré?

1. Dios merece ser adorado principalmente por lo que Él es, y también por lo que ha hecho. Desde el inicio de la humanidad, Dios demandó que lo adoraran. Por ej. en Edén, vemos a Abel ofreciendo sacrificio a Dios, enseñanza que seguramente recibió de su padre Adán. Posteriormente a los patriarcas, Josué, Noé, etc.

2. En el libro de Levítico Dios dictó una serie de ofrendas y sacrificios que los israelitas debían ofrecer a Dios por su pecado. Los sacrificios que se mencionan aquí, exceptuando el sacrificar al hijo son ofrendas que comúnmente se entregaban al acercarse a la presencia de Disuene el templo.

3. Hoy Dios ya no espera estos tipos de ofrendas. Todo este sistema de sacrificios y ofrendas se cumplieron perfectamente en Cristo, y por tanto están abolidos. Sin embargo, sí hay un tipo de sacrificio que Dios espera de nosotros ahora que vivimos ene. Nuevo Pacto: Hebreos 13:15,16: Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. 16Y de hacer el bien y de la ayuda mutua no os olvidéis, porque de tales sacrificios se agrada Dios.

4. El principio es el mismo: Adorar es ofrecerle lo que él demanda de nosotros.

B. PARA ADORAR A DIOS HAY QUE HACERLO CON UN CORAZÓN RECTO
Él te ha revelado lo que es bueno…y lo que pide de ti… justicia… misericordia… humildad

1. Pero no todo acto de adoración es aceptado por Dios. Al igual que Abel, Caín también ofreció una ofrenda a Dios, pero fue rechazada. Los dos hijos de un sacerdote murieron fulminados por haber ofrecido fuego extraño a Dios. Dice Levítico 10: Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, pusieron en ellos fuego, le echaron incienso encima, y ofrecieron delante de Jehová un fuego extraño, que él nunca les había mandado. 2Entonces salió de la presencia de Jehová un fuego que los quemó, y murieron delante de Jehová.3Luego dijo Moisés a Aarón: «Esto es lo que Jehová afirmó cuando dijo:“En los que a mí se acercan me santificaré,y en presencia de todo el pueblo seré