que todo ser humano desea ver el bien en su vida. Pero por donde quiera escuchamos la frase, que el mal predomina sobre el bien. Bíblicamente eso es real, porque por haberse aumentado la maldad, el amor de muchos se enfriaría y por consecuencias le cederían el paso al mal. Pero hay una promesa para los que están amistados con Dios, dice que le vendrá bien y no mal.
Muchas veces no sabemos que es lo que nos depara el mañana, muchos dicen que el mañana es incierto. Sin embargo, la Biblia dice que una de las consecuencias de estar en amistad con Dios, es que nos vendrá bien. Gózate porque, la amistad con Dios, nos da la seguridad de que cada día traerá algo bueno para nosotros.

3)- Serás edificado

La palabra edificación, guarda una estrecha conexión con la obra que Dios ha emprendido con cada persona, que ha sido llamado por El. Ser edificado es ser perfeccionado y restaurado a la posición deseada por Dios. Para esto el creyente no se puede detener en su proceso de crecimiento espiritual, tiene que seguir hacia delante en busca de la perfección (Hebreos 6:1). Tiene tanta importancia el que una persona sea edificada, que el apóstol Pablo, sabiendo esto, oraba por la perfección del creyente (2 Corintios 13:9). Dios le había dado esa autoridad para edificación y no para destrucción (2 Corintios 13:10).

Una de las actitudes que define a un sabio, es que edifica su casa, sin embargo, la que definen a los necios, es que con sus manos las derriban (Proverbios 14:1).
Muchas veces pensamos que el conocimiento es el fundamento vital de nuestra edificación personal, sin embargo, el conocimiento sin amor es vanidad. La Biblia dice que el amor hacia Dios es la parte más importante para la edificación del creyente (1 Corintios 8:1). Ser edificado, es uno de los resultados de haber entrado en amistad con El (Job 8:23)

4)- Alejaras de tu casa la aflicción

La aflicción es uno de los resultados de vivir en el mundo. De hecho Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción”. Esta es además, producto de todos los contratiempos que tenemos que enfrentar cotidianamente y que muchas veces no tenemos la solución, ni la capacidad para poderlos resolver.
La aflicción es una molestia emocional, para la cual no hay cura. Esta puede invadir a una familia completa cuando en su totalidad se encuentran envueltas en lo que llamamos comúnmente un callejón sin salida. Esto quiere decir, un problema que no le encuentran solución.
Muchas familias han sido fragmentadas y separadas en base a las salidas fáciles que han tomado sin pensar adecuadamente, en los momentos de aflicción. El escapismo, es la solución mas fácil de adoptar para muchos en un caso como este, pero a la postrer, deja muchas secuelas irremediables que luego son muy difíciles de reparar. El escapismo es la actitud que caracterizan a los que se dejan vencer fácilmente por la adversidad. Este precisamente, es el estilo de vida, y el modo que adoptan, para resolver sus asuntos, los cobardes.