|  Forgot password?
New Living Translation now on SermonCentral »

Pagar deudas

(2)

Sermon shared by Wilbur Madera Rivas

January 2010
Summary: Pagar nuestras deudas es una evidencia de una buena relación con Dios
Denomination: Presbyterian/Reformed
Audience: General adults
Andrew Murray's True Vine
Discover Life in The True Vine

Draw near to Christ with this inspiring eBook classic.

Download FREE when you sign up for email updates & offers from SermonCentral, ChurchDiscounts, and partners.

cumplir con tu compromiso de pagar. Cuando adquieres una deuda, en un sentido, pierdes libertad. A mayor deuda, menor libertad.
La Biblia no está en contra de pedir prestado en sí, pero sí está en contra de contraer deudas a la ligera y neciamente. Y sobre todo, en contra de no pagar las deudas que uno contrae. La Biblia nos advierte de los peligros del endeudamiento. Nos previene de no caer en el enredo del sobreendeudamiento. Por eso, si vas a entrar a una deuda tienes que pensarlo muy bien y si ya estás en una deuda tienes que ver la manera de pagar responsablemente tus compromisos.
Todos tenemos compromisos de pago con los cuales estamos pagando y saliendo puntual y planificadamente, con estas deudas no hay problema. El asunto del que estamos hablando es de aquellas deudas que has dejado de pagar o no quieres pagar; de aquellas por las que te guardas o escondes de tus acreedores. Se muy bien que esas son las que te quitan el sueño.
Por la naturaleza del asunto, uno de los pendientes que mucha gente posterga es precisamente pagar esas deudas. Pero postergar el pago, lo único que hace es agravar el problema. Quizá pensemos que este asunto de las deudas sólo tiene que ver con cosas muy terrenales. Pero esto no es así. Tener deudas que no estamos pagando habla mucho de nuestra relación con Dios. Algunos piensan que pueden tener una relación correcta con Dios mientras se están negando o están siendo negligentes en pagar sus deudas. Pero eso no es posible. En realidad: Pagar nuestras deudas es evidencia de una buena relación con Dios.
Romanos capítulo 13:7-8 dice: 7 Paguen a cada uno lo que le corresponda: si deben impuestos, paguen los impuestos; si deben contribuciones, paguen las contribuciones; al que deban respeto, muéstrenle respeto; al que deban honor, ríndanle honor. 8 No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley.
En el capítulo 13 de la epístola a los Romanos el apóstol Pablo está abordando el tema de la actitud que los cristianos deben tener hacia las autoridades. Nos dice que las autoridades, al final de cuentas, son puestas por Dios y que tienen una función por la cual rendirán cuentas a Dios. Nuestra actitud debe ser de respeto y apoyo, por supuesto, en aquellas cosas que no contravengan la misma la ley de Dios.
En ese contexto, se nos da la instrucción de pagar a cada quien lo que le debamos. Pablo dice que algunos le debemos cosas tangibles y cuantificables tales como impuestos o contribuciones; pero el endeudamiento a veces no es sólo en cosas tangibles, y por eso dice, a otros le deben respeto u honra. No importa si es tangible o no tangible, si es cuantitativo o cualitativo, el punto está en ser un deudor responsable. Primero, un deudor que admite serlo y que no se escuda detrás de pretextos para no pagar y segundo, un deudor que puntualmente hace entrega de sus pagos ya sean cuantitativos o cualitativos, pero responsablemente paga sus deudas.
Ciertamente, en el contexto inmediato del versículo 7 se refiere a las autoridades, pero en el versículo 8 extiende este mismo principio de pagar lo que se debe responsablemente a todas las demás relaciones con nuestros prójimos y nos recalca: “No tengan deudas pendientes con nadie”.
No se está prohibiendo que contraigas deudas, pero sí se prohíbe que tengas deudas
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account
New Better Preaching Articles
Featured Resource
Today's Most Popular
Sponsored Links