pecado no es un simple hecho "es un proceso". Quiera Dios que entendamos el poder destructor del pecado en nuestras vidas y confiemos en Dios para poder vencer las tentaciones que se nos presentan a diario. La Biblia dice que "el pecado está en el que sabe hacer lo bueno y no lo hace". (Santiago 4:17). El que no hace lo bueno esta en desobediencia y por lo cual esta en pecado. Ha sido tentado a desobedecer y ha cedido a la tentación. Lo bueno es no dar lugar al diablo, a la carne y a la tentación. Somos nosotros quienes tendremos que dar cuenta a Dios por nuestros pecados, no el diablo, ni el vecino.
El mismo Dios está dispuesto y nos da la ayuda que necesitamos para no caer en la tentación. La misma Biblia nos dice: "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejara ser tentados mas de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar". (I Corintios 10:13). Y también nos dice: "Bienaventurado el varón que soporta la tentación, porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman". (Santiago 1:12).

Quiero terminar con estas palabras que me han ayudado en mi vida: Muchos dicen que "el diablo conoce cual es nuestra debilidad", a lo cual yo digo: "yo también se cual es mi debilidad". Por lo tanto no demos lugar al diablo para que tome provecho de nuestra debilidad, antes debemos fortalecernos en el Señor y en el poder de su fuerza. (Efesios 6:10), "porque cuando soy débil, entonces soy fuerte, porque el poder de Dios se perfecciona en mi debilidad". (2 Corintios 10, 9).

Concordancia Bíblica de la Palabra Concupiscencia

Romanos 1:24
Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos
Romanos 6:12
No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias
1 Tesalonicenses 4:5
no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios
2 Timoteo 3:6
Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.
2 Timoteo 4:3
Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias
Tito 3:3
Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros
Santiago 1:14
sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido
Santiago 1:15
Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.
1 Pedro 4:2
para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres,