Christmas Sermons, Videos, Backgrounds and PowerPoint Templates for Preaching
  |  Forgot password?
HOLIDAY MEDIA SALE - UP TO 50% OFF + FREE GIFT »

SOBRE ALAS DE AGUILAS

(113)

Sermon shared by Esteban Ulloa

July 2006
Summary: Necesitamos regocijarnos en el hecho de que tenemos un maravilloso padre celestial que cuida de nosotros.
Denomination: Baptist
Audience: Believer adults
Ese pequeño águila no sabía que Dios estaba volando cerca de él, mirándolo mientras caía y aleteaba en desesperación en caída hacia el suelo. Todo lo que la pequeña águila podía pensar era en las rocas debajo y como se sentiría el golpe contra el suelo. Pero lo que la águila no sabía era que desde el momento en que comenzó a caer el padre águila no quitó sus ojos ni por un solo momento de él. Y justo cuando lo necesitaba más ese padre voló y se puso debajo y lo levantó. Nosotros también tenemos un padre celestial que nos ama, y gracias a Dios que siempre está allí. Aun cuando estamos enfrentando problemas y quebrantos, El está allí, listo para llevarnos cuando parece que las circunstancias nos van a destruir.

Para ustedes que son cristianos nuevos hay un día cuando Dios va a mover tu nido. No porque es malo, sino porque necesitas crecer y hacerte fuerte. Para ti que parece que estás cayendo recuerda que tu Padre celestial está mirando y sabe cuando y en que momento salvarte. El te está enseñando a depender totalmente de El.

Durante el invierno de 1940 el esposo de Josefina Kuntz, un pintor de casas, se encontraba sin trabajo debido al tiempo y a la situación por la que pasaba el país. Era un tiempo muy difícil para la familia. No tenían nada de dinero. Su hija de un año y medio, Raquel, se estaba recuperando de una neumonía y no se estaba sintiendo bien. El doctor recomendó que Raquel coma un huevo hervido cada día, pero aun eso estaba fuera de sus posibilidades.

¿Por qué no oramos por un huevo? Le aconsejó un amigo. Esta era una familia que acostumbraba ir a la iglesia, pero la idea de orar por sus necesidades era algo que nunca habían considerado. Josefina no perdió más tiempo. Se puso de rodillas y oró que Dios les provea un huevo cada mañana para su hija. Escuchen, si eres un hijo de Dios, El cuida de ti hoy. Necesitamos regocijarnos en el hecho de que tenemos un maravilloso padre celestial que cuida de nosotros.
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account