Sermon:
Hoy quiero enseñarte un principio espiritual que traerá bendición a tu casa y a tu vida.Te hará ver de una manera más profunda lo que abarca el presentar a Dios nuestros diezmos y ofrendas.

Génesis 4:3-7
3 Pasado un tiempo, Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.
4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de la grasa de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;
5 pero no miró con agrado a Caín ni a su ofrenda, por lo cual Caín se enojó en gran manera y decayó su semblante.
6 Entonces Jehová dijo a Caín: --¿Por qué te has enojado y por qué ha decaído tu semblante?
7 Si hicieras lo bueno, ¿no serías enaltecido?; pero si no lo haces, el pecado está a la puerta, acechando. Con todo, tú lo dominarás.

El sistema de diezmos y ofrendas fue iniciado por Dios, por tanto, es único y debe ser realizado responsablemente y con el entendimiento. Las ofrendas son dones presentados a Dios. Los diezmos son tu examen.

En este pasaje vemos dos hermanos delante de Dios presentando sus ofrendas pero hay una diferencia entre ambos: Abel presentó su ofrenda de la manera en que Dios lo había ordenado mientras que Caín lo hizo a su conveniencia. Uno fue visto con agrado y la otra con desagrado ¿Por qué? Dios no mira cantidades sino el corazón del hombre.

Es una manera visible de expresar:

• OBEDIENCIA: prestar atención a la voluntad de Dios y actuar a su cumplimiento. La obediencia a Dios es una entrega total a su voluntad y por consiguiente obediencia y Fe están íntimamente relacionadas.

• ADORACIÓN: es parte de tu culto racional, tu manera de honrar y respetar a Dios.

• DEVOCIÓN: manifestación de amor sin límites para Dios. Tu prontitud para obedecerle.

• ACCIÓN DE GRACIAS: por lo que ha hecho y por lo que hará.

• RELACIÓN CON DIOS: demuestran tu relación con Dios. ¿Eres integro delante de Él? Puedes presentarte delante de Dios siempre pero eso no implica que exista una relación correcta.

• ENTREGA A DIOS: ¿Confío totalmente en Dios o pienso que no es capaz de cuidar de mí?

El traer tus diezmos y ofrendas al Altar de ver ser un acto que nace de tu interior. Dios no lo estableció para oprimirnos y molestarnos sino para bendecirnos. Y como este mandato es parte de su voluntad es: Bueno, Agradable y Perfecto.

Éxodo 25:2
Diles a los hijos de Israel que tomen una ofrenda para mí. La tomarán de todo aquel que de voluntad y de corazón quiera darla.

Muchas veces como administradores de las finanzas que Dios nos ha dado actuamos como Caín, tomamos los diezmos y ofrendas de manera trivial y cuando pasamos por pruebas nos enojamos con Dios cuando en realidad somos nosotros los que estamos trayendo estas consecuencias a nuestros hogares. Hoy te digo como Dios le dijo en ese momento:

Génesis 4: 6-7
6 Entonces Jehová dijo a Caín: --¿Por qué te has enojado y por qué ha decaído tu semblante?
7 Si hicieras lo bueno, ¿no serías enaltecido?; pero si no lo