evitar que usted ore.

Este alerta y sepa que cuando usted se disponga a orar y aun más cuando comience orar Satanás lo atacará, él atacara su cuerpo provocándole cansancio, sueño o pereza. Él bombardeará su mente con malos pensamientos, y sembrará en su corazón duda y desanimo; todo esto hará y tal vez mas con tal de evitar que usted ore.

Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. (Lucas 22:44). Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6: 12 5. Se puede aprender a orar.

Es de suma importancia que todo el que quiera aprender a orar acepte esta sencilla pero ineludible verdad; ORANDO SE APRENDE A ORAR. Es un hecho muy notable que Jesús nunca enseñó a sus discípulos a predicar o a sanar y si, en cambio se preocupo por enseñarles como debían orar. En la oración se encuentra una inagotable fuente de poder y sabiduría.

La proxima semana daremos 8 razones por las cuales debemos orar.