|  Forgot password?

Vivir en la Palabra

(130)

Sermon shared by Gabriel Cortes

January 2002
Summary: Este sermón es el 2do de una serie que habla de las disciplinas bíblicas de un discípulo de Cristo.
Denomination: Baptist
Audience: Believer adults
Sermon:
DISCIPLINA 2: VIVIENDO EN LA PALABRA

INTRODUCCIÓN

La semana pasada comenzamos a hablar de las 6 disciplinas bíblicas de un discípulo de Cristo. La primera de ellas era PERMANECER EN ÉL. Y hablamos de la importancia de darle a Jesús el primer lugar, y pasar tiempo con él, conociéndole más.
Dijimos, que si queremos que nuestras oraciones sean contestadas, experimentar victoria sobre el pecado y ver el reino de Dios avanzar, un tiempo devocional diario, no es opción.

Hoy hablaremos de la segunda disciplina, que es VIVIR EN LA PALABRA DE DIOS. (Jn. 8:31-32)

El Señor se ha revelado a nosotros por medio de Jesús. Pero también se revela hoy a través de la Biblia. Ella da testimonio y nos muestra lo que Dios ha dicho y quien Cristo es. Es más, la vida entera de Jesús ocurrió alrededor de la Palabra; Su ministerio fué, en gran parte, su cumplimiento.
De la misma manera, el Señor espera que Su Palabra esté en el centro de tu vida. Que respondas a Su llamado y entres a una relación con él, aprendiendo Su Palabra.

ILL Alguien dijo en una ocasión, “Otros libros fueron dados para nuestra información; la Biblia fué dada para nuestra transformación.”

Y si vamos a ser verdaderos discípulos de Cristo, necesitamos ser tranformados por Su Palabra. Gran parte de esto está, en conocerla.

ILL A pastor was visiting various classes during Sunday School to see how they were doing. One Sunday he visited the class of 6th grade boys and they were talking about things in the O.T.
He listened for a while & then asked, “Who knows who knocked down the walls of Jericho?” Two boys answered, “Pastor, we don’t know who, but we sure didn’t do it.”
Surprised by their lack of Bible knowledge, he turned to the teacher & asked, “What do you think of that answer?” The teacher replied, “Well, I’ve known them since they were little, & they’ve always been honest. If they said they didn’t do it, I believe them.”
Dismayed, he went out into the hallway & saw the chairman of the deacons. He told him, “I was just in the 6th grade boys’ class & asked who knocked down the walls of Jericho. Two boys held up their hands & said, “We didn’t do it, pastor.” And the teacher told me that if they said they didn’t do it, she believed them.”
The chairman of the deacons interrupted him & said, “Pastor, let’s not fuss about who did what. We’ll just fix the walls & pay for it out of the General Fund.”

ILL Ese mismo ministro estaba visitando a uno de sus miembros, y la señora de la casa estaba tratando de impresionarlo, señalando a una Biblia grande que tenía sobre la mesa. La mujer se refería a ella como la “Palabra de Dios.”
Su hijo menor interrumpió la conversación y dijo, “Mamá, si ese es el libro de Dios, hay que devolvérselo porque nunca lo leemos.”

ILL Un hombre llamado David Nygren escribió, “Si le sacáramos el polvo a todas las Biblias simultáneamente, causaríamos una tormenta de polvo que cubriría el sol por una semana.”

¿cCmo pretendemos ser seguidores fieles de Jesucristo si no leemos, conocemos y estudiamos Su Palabra?

Si entendiéramos lo que sucede cuando la usamos, la usaríamos más a menudo. Es verdad que la Biblia es “lámpara a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino;” nos enseña, nos redarguye, nos corrige, nos instruye; pero encima de la mesa, por sí sola, no hace nada.

“La Biblia que está hecha pedazos, pertenece
Comments and Shared Ideas

Join the discussion

  |  Forgot password?
Sign in to join the discussion New to SermonCentral? Create an account
New Better Preaching Articles
Featured Resource
Today's Most Popular
Sponsored Links