3-Week Series: Double Blessing

Sermons

Summary: En este capítulo 27 nos sigue hablando de la construcción del tabernáculo, pero quiero destacar como los elementos eran recubiertos con bronce con el fin de cuidarlos.

En este capítulo 27 nos sigue hablando de la construcción del tabernáculo, pero quiero destacar como los elementos eran recubiertos con bronce con el fin de cuidarlos. V 19 “Todos los utensilios del tabernáculo en todo su servicio, y todas sus estacas, y todas las estacas del atrio, serán de bronce”

Hoy en día ya no necesitamos las especificaciones del templo y como protegerlo ya que nosotros somos templo.

Por lo tanto hablaremos de cómo cuidar a los demás que también son templo al igual que nosotros.

Cuidar es velar por los demás y sus intereses, es no permitir que algo malo les pase por causa nuestra o de los demás.

Como podemos cuidar a los Demás.

1.Cuidandonos a nosotros mismos. Mateo 22: 39 “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” no podemos cuidar a otros si no nos cuidamos a nosotros mismos.

• 1.1. Amarnos a nosotros mismos no es egocentrismo, amarse a sí mismo es cuidarse uno para poder cuidar a los demás.

• 1.2. Un adagio popular de nuestras madres dice: si no te cuidas tú mismo quien lo hará.

El protocolo de seguridad de las líneas aéreas dice: en caso de turbulencia cuando caigan las mascarillas primero se las ponen los padres y después a los hijos.

Esto es ser un ¿mal padre? ¡No! Porque si el padre esta desmallado como puede cuidar de su hijo, nadie más lo puede hacer como él.

Si tú tienes un familiar enfermo no puedes pasarte todas las noches en vela porque te vas a enfermar y después quien lo puede cuidar.

2.Cuidar a los demás es cuidar de uno mismo. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” todo lo que yo haga a los demás es lo que ellos u otros aran por nosotros.

• 2.1. Lo bueno que hagamos por otros posiblemente no lo recibiremos de esa misma persona, pero lo podemos recibir de otros.

• 2.2. Todo lo que sembramos en otros es lo que más adelante Cosecharemos. Gálatas 6: 7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” no podemos recibir de los demás lo que no hemos sembrado.

3.Entrenandolos. salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” David consideraba que la mejor protección que le podía dar Jehová era entrenándolo para las Guerras.

• 3.1. Un adagio popular dice no le des a un pez a un niño, enséñale a pescar, el pez se le puede acabar y ya no podemos estar para darle otro, pero si sabe pescar nunca se va a morir de hambre este solo o este acompañado.

4.Acompañandolos. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti” Jehová no nos promete evitarnos pasar por las aguas o por el fuego, pero si promete acompañarnos.

• 41.. A quienes están con nosotros no le podemos evitar pasar por problemas, pero si podemos decirles que pueden contar con nosotros cuando estén en problemas.

• 4.2. El evitarles los problemas en lugar de ayudarlos los perjudicamos ya que los convertimos en Inútiles.

• 4.3. Como Pastor no le podemos prometer a la gente que si se congregan con nosotros se le acabaran los problemas, que ya no se enfermaran, que conseguirán trabajo. Etc. porque les estaríamos mintiendo. En el comercio se llamaría Publicidad engañosa.

Cuidar a los demás no es evitarles los problemas, cuidarlos es entrenarlos para que se puedan defender. Recuerda siempre si no te cuidas a ti mismo nunca podrás cuidar bien a los demás.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion