3-Week Series: Double Blessing

Sermons

Summary: Todos de alguna manera hemos roto las tablas de la ley, es decir todos en algún momento de nuestra vida nos hemos alejado de sus mandatos nos hemos alejado de su presencia.

Todos de alguna manera hemos roto las tablas de la ley, es decir todos en algún momento de nuestra vida nos hemos alejado de sus mandatos nos hemos alejado de su presencia.

El pueblo fallo, pero Jehová estaba dispuesto a darles otra oportunidad para que volvieran a el V 6 “Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad”

Jesucristo también quiere darnos otra oportunidad para que volvamos a él.

En lugar de Jehová destruir al pueblo lo que hizo fue darle otra oportunidad, le dijo a Moisés: “no importa si destruiste las primeras tablas trae otras yo lo hare de nuevo”. V 1 “Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.”

Jesucristo es maravilloso él sabe de todos nuestros errores, el conoce todas nuestras iniquidades, pero está dispuesto a darnos otra oportunidad, él quiere que volvamos a él. Zacarías 1: 3 “Diles, pues: «Así dice el?Señor?de los ejércitos: “Volveos a mí” —declara el?Señor?de los ejércitos— “y yo me volveré a vosotros” —dice el?Señor?de los ejércitos.”

Como Volver a Cristo

1. Humillándonos delante de Dios y adorándole de todo corazón. V 8 “Entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró.” Una persona humilde tiene gracia delante de Dios y de todas las personas.

1.1. La humildad abre puertas de oportunidad, la arrogancia las cierra y muchas veces para siempre.

2. Reconociendo nuestros errores. Y arrepintiéndonos 9 “Y dijo: Si ahora, Señor, he hallado gracia en tus ojos, vaya ahora el Señor en medio de nosotros; porque es un pueblo de dura cerviz; y perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y tómanos por tu heredad.” Solo cuando reconocemos nuestros errores los podemos corregir.

3. Obedeciendo a la voz de Jehová. V 11 “Guarda lo que yo te mando hoy; he aquí que yo echo de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo” de nada sirve reconocer nuestros errores si no estamos dispuestos a corregir.

4. No mezclándonos con el mundo. V 12 “Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti.” Recuerda que la amistad con el mundo es enemistad con Dios. Santiago 4: 4 “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”

5. Destruyendo lo que desagrada a Dios. V 13 “Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera.” El verdadero arrepentimiento, es destruir de raíz lo que nos aleja de Dios.

Si dejamos alguna raíz de lo malo que practicábamos en nuestra vida pasada es posible que al contacto con el mundo volvamos a pecar. V 16 “o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas” y lo más triste que arrastremos en nuestro pecado a nuestros hijos.

El practicar cada una de estas cosas nos sirve para tener otra oportunidad no solo con Dios, también tendremos otra oportunidad con las personas a quienes les fallamos.

Todos estamos expuestos a cometer errores, pero eso no significa que seamos unos fracasados. Es necesario que te des otra oportunidad de comenzar de nuevo y también se la des a quienes consideras que te han fallado. Recuerda que Jesucristo fue el primero en darte otra oportunidad.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion