Sermons

Summary: La lucha que enfrentamos muchas veces en nuestras vidas es la falta del perdón hacia nosotros mismos, y Dios nos invita a aceptar y vivir en su perdón

  Study Tools
  Study Tools

Tema: Perdonarme a mi mismo

Lugar: IBD

Texto: Salmos 51:8

Fecha: 03-12-2006

Título: Acepta su perdón.

INTRODUCCIÓN

• Muchos de nosotros luchamos para pedir perdón a Dios.

• Pero lo que sucede que después que lo hacemos no somos capaces de aceptar ese perdón.

• Y como resultado vivimos vidas miserables, cargando con una culpa que ya el Señor se la llevó.

• Quisiera junto con ustedes ver el día de hoy

¿Cómo poder aceptar y vivir con el perdón de Dios.?

• Lo primero que deseo ver con ustedes es simplemente algunas características de una persona que no se siente perdonada.

DESARROLLO

o Leamos juntos el Salmos 51:3 “Yo reconozco mis rebeliones y mi pecado está siempre delante de mí”

o David tenía su pecado constantemente en su mente.

A. La persona que no acepta el perdón de Dios, estará siempre con el pecado acorralándole su mente.

• Lo que sucede con esta persona es que el pecado lo asedia de tal forma y lo tortura que no lo deja estar tranquilo, aún a pesar de haber pedido perdón a Dios.

• Es como decirle al Señor “Te pido que tomes mis cargas” y luego “las recojo de vuelta y salgo con ellas a mis espaldas.”

• Algunos hasta como consecuencia de esto, de no sentir el perdón de Dios y con el pecado en su mente constantemente caen en una profunda depresión.

• Esta es como una persona masoquista que a pesar de haber pedido perdón a Cristo, se sigue mortificando o castigando a si misma.

• Veamos otra característica de una persona que no acepta del perdón de Dios.

B. La persona que no acepta el perdón de Dios, no siente paz.

• Por lo tanto esta persona no se siente tranquila

• No duerme, no descansa.

• Esta constantemente angustiada y hasta a veces le falta el aire para respirar.

• Como consecuencia de su falta de paz tiene pensamientos perturbados.

• No puede pensar en positivo sino todo es negativo.

• No puede ver nada blanco sino todo negro.

• No se puede ver limpia sino se ve sucia, esa persona.

• Yo creo que después que Jesús le dijo a la mujer adultera “Ni aun yo te condeno, ve y no peques más.”

• Ella, salió de ese encuentro con Cristo con la seguridad de que Cristo ya la perdonó. (Juan 8:11)

• Lo triste es que no todos sienten que el Señor ya los perdonó, y les puede hacer una nueva criatura.

• Y continúan torturándose en su mente y no sienten la paz que Dios da cuando nos trae el perdón.

• Veamos otras característica de una persona que no acepta del perdón de Dios.

C. La persona que no acepta el perdón de Dios, aún su salud se ve afectada.

• David decía en el Salmo 51:8 “Mientras calle se envejecieron mis huesos”

• Específicamente este pasaje esta hablando de la falta de confesión de la persona. Que le lleva a tener aún problemas de salud. Y aún más difícil alcanzar el perdón de Dios sin una sincera confesión.

• Quisiera en estos momentos ir a un personaje del nuevo testamento con el cual mucho nos podemos identificar.

• Se trata del apóstol Pedro.

• En la vida de Pedro encontramos un cuadro muy especial en relación al perdón de Dios y lo maravilloso de aceptar ese perdón.

• En un momento de su vida Pedro había dicho

• Mateo 26:35 “Aunque me sea necesario morir contigo no te negaré”

• Aquí encontramos a un Pedro que pensaba con sus propias fuerzas.

• Aquí encontramos a un Pedro aparentemente seguro de si mismo hasta que llegó la presión…

• Y eso es lo que nos pasa a nosotros por momento nos comprometemos a algo con el Señor y luego nos olvidamos con el primer ventarrón de pruebas de lo que habíamos prometido hacer.

• La historia de Pedro es nuestra historia

• Fijense lo que pasó en Lucas 22:54-62

• Aquí encontramos a un Pedro tambaleante en su fe, negando a su maestro, evitando estar identificado con Jesús, y por último llorando después de la mirada del Señor.

• Culpa, vergüenza, que había traicionado a su maestro.

• En alguna forma le dio las espaldas a su maestro.

• Y yo no se ustedes pero siempre me pregunto ¿Cómo habrá sido la mirada del Señor hacia Pedro?

• Para Pedro quizás allí se le acabo todo.

• Aquí terminó mi ministerio, hasta aquí llegue.

• Pero ahí es cuando llega el perdón del Señor y trae nueva oportunidad.

• Todo cambio en Juan 21:15-19.

• Aquí encontramos el perdón, la restauración por parte de un Cristo resucitado para Pedro.

• ¿Qué efecto tuvo en la vida de Pedro al aceptar el perdón de Dios?

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Removing The Dirt
SermonCentral
PowerPoint Template
Forgiveness
SermonCentral
PowerPoint Template
God Says Be Mine
Beamer Films
Video Illustration
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion