Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: Qué hacer cuando estemos buscando lograr nuestros anhelos

  Study Tools

Buscando tu Anhelo

Rut 3

Intro: Conocí a un joven que tenía el anhelo de destacar en el ámbito académico pero sin dejar de estar involucrado en la Iglesia. Quería sacar calificaciones excelentes y ser un joven muy activo en la Iglesia (dos cosas muy buenas y que deberían los anhelar los estudiantes). Claro que para lograr dicho anhelo había que trabajar fuerte y ser muy constante en todo lo que se requería. Un fin de semana estuvo muy involucrado organizando actividades en la Iglesia, pero no había sido diligente para estudiar para el examen que tenía el lunes. Pero pensó, puesto que estoy sirviendo al Señor, él me va ayudar en mi examen y no hizo el esfuerzo por estudiar. Llegó el lunes al examen y oró al Señor, al ratito un amigo de él se acercó a la ventana desde afuera y le entregó una hoja con la clave de las respuestas del examen que alguien había robado y se la dio. El la recibió y oró diciendo: ¡Gracias Señor!

No nos confundamos, Dios no entra en este tipo de arreglos. Dios no nos concede nuestros anhelos por medio de métodos deshonrosos. Dios no se involucra en asuntos turbios con tal de concedernos lo que anhelamos. A veces pensamos que puesto que nuestro anhelo es bueno y noble, Dios está obligado a concederlo sea como sea. Pero la historia de Rut capítulo 3, nos confirma que en la búsqueda de alcanzar tu anhelo, debes seguir los principios de Dios.

Recuerdan a Rut, una mujer viuda y no perteneciente al pueblo de Israel, que regresa a Belén con su suegra Noemí porque le prometió lealtad hasta la muerte. Una mujer que estaba trabajando duro para poder velar por ella y por su suegra en los campos de un hombre llamado booz?

El capítulo 3 del libro de Rut comienza con la expresión de un deseo. Noemí le dice: ¿No deberías buscarte un esposo? Y a quien tenía en mente era a Booz. Aquí hay algo que debemos entender, en esa sociedad y en ese tiempo, la mujer estaba muy desprotegida, pero una mujer joven y viuda, lo estaba mucho más. Lo ideal era que se casara de nuevo. Además, existía la ley de que cuando un hombre casado moría sin dejar descendencia, el hermano o el pariente más cercano debía casarse con la viuda con tal de su hermano o pariente no se quede sin descendencia y su herencia no se perdiera.

Rut era una mujer que podía casarse de nuevo y Booz era aparentemente el pariente más cercano. Casarse era un buen anhelo, pero como lograrlo piadosamente.

Cuando tenemos un anhelo malo es más fácil ver que Dios no se involucrará para que lo alcancemos. Pero cuando tenemos un anhelo bueno, quizá nos veamos tentados a pensar que Dios nos lo concederá aunque usemos métodos diferentes a los que él ordena, aunque hagamos cosas para lograrlos que vayan en contra de su voluntad. Pero es en situaciones como estas que debemos recordar que en la búsqueda de alcanzar tu anhelo, debes seguir los principios de Dios.

Aprendemos mucho de las acciones de Rut respecto a qué hacer para alcanzar nuestros anhelos siguiendo los principios de Dios:

I. Sigue fielmente el consejo Sabio v. 2b-4


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion