Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: Si hoy usted estuviera cara a cara con el Señor de gloria, ¿Qué haría? Si hoy se encontrara rodeado de la gloriosa majestad de Dios, ¿Cómo respondería? Un encuentro con Dios como el de Isaías puede cambiar por completo el resto de su vida. ¿Qué puede ust

  Study Tools

J. C. Ryle, obispo anglicano del siglo XIV escribió: Nunca nos olvidemos de quienes somos y de cuán solemne es hablar con Dios. Guardémonos de entrar en su presencia con apuros, distraídos y con ligereza. Digamos más bien a nosotros mismos: Estoy en tierra santa.

Con este pensamiento en la mente imagínese conmigo esta escena: usted llega al templo el domingo por la tarde con una certeza de que algo maravilloso y extraordinario va a ocurrir. Entra al templo con una sola expectativa: encontrarse con Dios.

Al entrar por la puerta del santuario usted es cautivado por una visión que ni usted mismo puede comprender. Un trono elevado está en el centro, en el está Dios sentado. La gloria radiante del Señor lo cautiva a medida que llena todo este auditorio.

Maravillado por tanta belleza usted se paraliza. A medida que usted trata de discernir si es un sueño o una realidad, todo su ser se estremece al escuchar el cántico angelical más sublime que jamás haya escuchado. (Cantar la ultima estrofa del himno Santo, santo, santo). Leamos Isaías 6:1-13

Si hoy usted estuviera cara a cara con el Señor de gloria, ¿Qué haría? Si hoy se encontrara rodeado de la gloriosa majestad de Dios, ¿Cómo respondería? Un encuentro con Dios como el de Isaías puede cambiar por completo el resto de su vida. ¿Qué puede usted esperar de su encuentro con Dios?

1. Dios se revelará (v.1-4)

El profeta estaba consciente de que el templo era el lugar físico que representaba la morada de Dios. Isaías está en la parte exterior del templo, cerca del altar con la expectativa de encontrarse con Dios. Quien se le presenta a la manera de un monarca oriental asistido por serafines y revestido de un manto flotante que llena el templo. Según cuenta el talmud, Isaías fue aserrado en dos por orden del rey Manasés, por haber afirmado que había visto a Dios.

Al entrar a este santuario esta tarde ¿esperaba encontrase con Dios? ¿Estaría preparado para que Dios se le revele? En realidad, ¿espera que suceda algo cada vez que viene al templo a adorar? Si no esperamos nada de parte de Dios, entonces ¿Qué hacemos aquí? Si estamos aquí por cualquier otro motivo que no sea tener un encuentro real con Dios, entonces vamos a perder el milagro de su presencia y nunca experimentaremos en nuestra vida lo que significa tener un encuentro con Dios.

La adoración y servicio que el creyente rinde a Dios consiste en una espera reverente en donde Dios se hace presente para revelarse, en vez de un servicio activo prestado a Dios. El punto culminante de este encuentro llega cuando el profeta proclama: ¡He visto con mis ojos al Rey, al Señor todopoderoso!

Esta declaración nos recuerda de la autoridad que Dios tiene sobre nosotros. Autoridad que demanda la sumisión de mi voluntad y mis deseos. Esta es la esencia de la verdadera mayordomía. Si Dios es Rey y Señor, entonces la única alternativa que nos queda es: sumisión a su autoridad. ¿Qué más puede usted esperar de su encuentro con Dios?

2. Se revela nuestra naturaleza (v.5-7)

Un encuentro con Dios saca a la luz nuestra naturaleza pecaminosa. El mismo efecto de asombro y temor se produjo en otros por la presencia de Dios. La única manera en que usted puede vivir sin sentirse incómodo por esta verdad es mantenerse lo más alejado posible de la presencia de Dios. Sin embargo, cuanto más cerca estamos de Dios más seremos expuestos a la gracia de Dios.


Browse All Media

Related Media


Giving Hands
SermonCentral
PowerPoint Template
Guide To Giving
SermonCentral
PowerPoint Template
Root Of Evil
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion