Sermons

Summary: Noten la cantidad de veces que el apóstol Juan usa la palabra saber en estos versículos. Todas las personas quienes han recibido a Jesucristo como Señor y Salvador tienen algunas certezas maravillas.

  Study Tools
  Study Tools

CERTEZAS POR LOS CREYENTES

1 Juan 5:13-21

Noten la cantidad de veces que el apóstol Juan usa la palabra saber en estos versículos. Todas las personas quienes han recibido a Jesucristo como Señor y Salvador tienen algunas certezas maravillas.

CERTEZA UNO: SABEMOS QUE TENEMOS VIDA ETERNA (5:13). De acuerdo al versículo 13, la vida eterna es seguro por los creen en Jesucristo. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. La base de la seguridad de la salvación se encuentra en la palabra de Dios. Juan escribió su Evangelio para que los no creyentes llegaran a la fe en Cristo (Juan 20:31). Uno de los propósitos principales de la primera carta de Juan es la certeza de la vida eterna. La vida eterna se refiere a mucho más que un periodo de tiempo en el futuro. Se refiere a una relación personal con la persona de Jesucristo (vea Juan 11:25-26). Aparte de una relación con Jesucristo no hay vida.

CERTEZA DOS: SABEMOS QUE DIOS CONTESTA LA ORACION (5:14-17). Todos los creyentes verdaderos tenían el privilegio de la oración. Y este es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho (5:14-15). Dios contesta las oraciones. Pero, hay condiciones.

Debemos orar de acuerdo a la voluntad de Dios (5:15): Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad. Ciertamente el creyente debe orar conforme a la voluntad de Dios. Cuando oramos fuera de la voluntad de Dios, la respuesta siempre seria “no.”

Debemos orar con confianza (5:15): Si sabemos que él nos oye…. Sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. Es decir, debemos orar con fe, confianza, y esperanza.

Debemos orar con peticiones intercesoras (5:16-17): La intercesión por los inconversos y por quienes han dejado la fe es vital en la iglesia de hoy.

NOTA ESPECIAL: Los versículos 16-17 son difíciles de entender. Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte. Parece que estos versículos están diciendo que debemos orar por algunas personas pero no por otras quienes han cometido un pecado mortal. Sabemos que debemos orar por nuestros hermanos débiles en la fe. Pero, ¿Qué el “pecado de muerte?”

Algunos creen que el pecado de muerte ocurre cuando Dios tiene que eliminar a los creyentes quienes han cometido un pecado flagrante. Ciertamente hay ejemplos de esta acción en el Nuevo Testamento. Hechos 5:1-11 contiene la historia de Ananías y Safira. Ellos murieron porque mintieron a Dios. Hallamos otro ejemplo en 1 Corintios 11:29-31. Por causa del abuso de la Santa Cena el apóstol Pablo escribió estas palabras, Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen (1 Corintios 11:30).

Es verdad de que a veces Dios quita la vida de algunos creyentes por causa de su pecado. Pero, es la opinión de este escritor de que el pecado de muerte esta relacionado a la herejía de los falsos maestros o sea los gnósticos. De acuerdo al Nuevo Testamento, no hay salvación aparte de una relación personal con Jesucristo. Los falsos maestros, cerca el fin del siglo uno, rechazaron la verdad Bíblica de Jesucristo. Rehusaron creer que Jesucristo fue el Hijo de Dios y por eso fueron culpables del pecado de muerte. El rechazo de la doctrina Bíblica de Jesucristo es el pecado sin perdón.

En Juan 3:18, leamos, El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Leamos también en Juan 3:36, El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Los gnósticos en el tiempo de Juan presentaron a otro Jesús, que el Jesús revelado en la Biblia. El Jesús de los gnósticos no puede salvar a nadie. En mi opinión, el rechazo de Jesucristo como el único Hijo de Dios encarnado es el pecado de muerte.

CERTEZA TRES: SABEMOS QUE JESUCRISTO NOS DA VICTORIA SOBRE EL PECADO Y A SATANAS (5:18). Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. Hemos visto que Jesús vino para quitar nuestro pecado (3:5) y para deshacer las obras del diablo (3:8). Los creyentes son libres de la condenación y de la pena del pecado. La persona nacida de nueva no practica el pecado habitualmente. La palabra Aquel se refiere a Jesucristo quien guarda a los creyentes del pecado a del diablo. Satanás no puede tocar a Jesucristo. El diablo asalta, ataca, acosa, y tienta a los creyentes pero tiene que pasar por Jesucristo primero. En otro lado, la persona quien persiste en una vida pecaminosa es porque nunca ha venido la fe en Cristo o si es creyente esta abierto a los ataques del diablo.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Assurance
SermonCentral
PowerPoint Template
Approval
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion