Sermons

Summary: “Corred de tal manera que obtengáis” (v.24)

1 Corintios 9:24 – 10:13 - “Correr sin Caer”

Introducción

En la web hay muchos sititos donde se puede ver planes de entrenamiento para llegar a correr un maratón. En www.correr.net yo vi un plan de entrenamiento para prepararte para correr un maratón a lo largo de 20 semanas. En la primera semana, el martes el coredor corre como 7 km, el miércoles 10, el jueves 7, el viernes 10, el sábado 5 y el domingo 16. El único día libre es lunes. Para la séptima semana ha llegado a correr 25km el domingo y en la novena 29km. Dentro de 13 semanas estarás a 35 km para el domingo y en semana 17 correrás 42km. ¿Qué necesitarás para cumplir con un plan así?

Determinación, paciencia, ánimo para seguir adelante, una meta en mente.

¿Cómo mentalizamos la vida cristiana? Si es que reflexionamos sobre ella de alguna manera. ¿Qué imagen viene a la mente cuando alguien nos habla del día a día de nuestras vidas? ¿La de una lucha constante, o de un supermercado en lo cual eligo mis compras de cada día? ¿O la de una carrera en plan maratón o más bien como un crucero en lo cual todo me está servido por un camarero sin que yo tuviera que hacer ningún tipo de esfuerzo moral ni mental?

La Biblia nos pone algunos ejemplos, incluso el de la carrera.

El propósito de Pablo en este pasaje es de ayudar a los creyentes de Corinto entender las consecuencias de su decisión ir a comer en en los templos comida ofrecida a los ídolos. Parece que había algunos que creían que el asisitir a y comer de la Santa Cena les protegería de cualquier influencia maligna de estos cultos. Así habían caído en una trampa de dejadez espiritual, de no preocuparse demasiado acerca de como vivían.

Esto también es un problema para nosotros. A veces pensamos que somos salvos, tenemos el billete al cielo en la mano y pensamos que esto más o menos es todo lo que cuenta y podemos vivir la vida como nos parece mejor.

Pablo responde así, de dos maneras:

en 1 Corintios 9:24-27 -

Hay que tener en cuenta la meta, el propósito de nuestras vidas. (Y ¿Qué es?)

Luego, hay que vivir conforme a ella con disciplina y renuncia a uno mismo y a cualquier distracción para poder ganar un premio incorruptible y eternal al final.

Utilizando el ejemplo de una carrera, Pablo dice “Corred de tal manera que obtengáis” (v.24). En resumen esto es lo que quiere decir Pablo acerca de cómo debe ser nuestra actitud frente a la realidad de la vida a diario.

En 1 Corintios 10:1-13 -

el ejemplo, como amonestación, de los Israelitas quienes, a pesar de experimentar toda clase de intervención divina en su camino por el desierto hacia la tierra prometida (vv.1-4), fracasaron a la hora de quedar firme en su confianza y obediencia a Dios y por lo tanto no llegaron a su meta (vv.5-11).

Es muy posible, por muy creyentes que nos proclamemos, acabar así si no cuidamos de cómo llevamos nuestras vidas espirituales.

¿Cuáles son las características entonces de correr sin caer?

1.El ejemplo de la carrera (9:24-27)

En los juegos de aquel entonces cada atleta tuvo que comprometerse a 10 meses de un entrenamiento y preparación muy estricto. Y si no lo cumplió fue eliminado, descalificado de los juegos sin poder competir.

¿Cuáles son las cosas que hacen que una persona corre bien en un maratón? El propósito de todos los atletas es ganar la carrera y esto define el cómo de correr aunque solo uno va a ganar el premio. La perspectiva siempre es correr lo mejor y más rápido posible. Esto supone:

preparación, intentando formar los músculos, el rendimiento, la resistencia, para aumentar la velocidad.

Disciplina en la dieta o regimen, en el horario, negándose cosas legítimas que pueden perjudicar los preparativos

Personas al lado para guiar, animar, formar, corregir la técnica etc.

Ninguna de estas cosas es fácil. ¿Qué es lo que motiva y anima a un atleta mantenerse firme a lo largo de este periodo de preparación para la carrera? ¿Cuál es su expectativa cuando llegue el día de la carrera? Que todos los preparativos le han servido para algo – más bien, para ganar.

Para nosotros, esto es un fuerte ejemplo de cómo es una vida cristiana normal. Dice Pablo que los atletas corren para ganar algo que no dura mucho tiempo. E incluso para el ganador de aquellos juegos se le presentó un galardón de hojas de apio ya marchitadas - ¡vaya honor! Pero para el, lo que significaban estas hojas no eran las hojas en si, sino la gloria, la fama y, desde luego, el dinero que su victoria le había conseguido.

Para nosotros ¿qué es nuestra perspectiva? ¿Estamos aquí para pasarlo bien y más o menos hacer lo recto? O ¿hay otro futuro y propósito que Dios tiene preparado para nosotros que es mucho más glorioso y valioso? Pablo nos dice que sí. Vamos a recibir algo incorruptible y eternal.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


A Workman Approved
SermonCentral
PowerPoint Template
Abide
SermonCentral
PowerPoint Template
Abide In Christ
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion