Sermons

Summary: El Señor levanta al profeta Zacarías en un momento cuando la gente necesita nuevos ánimos. La gente trabajaba en la reconstrucción del Templo de Jerusalén, y por causa de la oposición, y la preocupación por otras cosas, el trabajo se había detenido. El te

RENOVANDO EL SENTIDO DE PROPOSITO EN LA VIDA

Zacarías 2:1-13

El Ejército de Salvación

Mayor Gerardo Balmori

Introducción.

El Señor levanta al profeta Zacarías en un momento cuando la gente necesita nuevos ánimos. La gente trabajaba en la reconstrucción del Templo de Jerusalén, y por causa de la oposición, y la preocupación por otras cosas, el trabajo se había detenido. El templo debe ser concluido, pero para esto la gente necesita un sentido de propósito.

Aparentemente la gente se había desanimado en la construcción del templo, y aunque seguían trabajando, ya no lo hacían con el mismo vigor del principio.

Es muy similar a la situación de las personas que se sienten desanimadas con la vida. Viven la vida pero no con el mismo vigor de antes. Trabajan, se esfuerzan, estudian, pero no tiene ánimos para seguir adelante. Se ha terminado el vigor para la vida, y así, la vida no tiene sentido.

Proposición. Es necesario un cambio de actitud para renovar el sentido de propósito en la vida que viene de la siguiente manera:

1. Cuando comprendo lo que significo para Dios (v. 8b) 8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.

Algo significativo es algo importante o de valor.

El Señor es claro al decir que usted es tan importante para él que lo protege como a la niña de sus ojos.

Dice Is. 49:15 “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.”

Su vida tendrá un sentido diferente cuando comprenda que Dios no se ha olvidado de usted. Usted es importante para Dios.

2. Cuando comprendo lo que valgo para Dios (v. 5, 9) 5 Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella.

9 Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis que Jehová de los ejércitos me envió.

El valor que asignamos a algo o alguien determina el grado de importancia que le damos. Por lo tanto, lo protegemos con el mismo cuidado.

Usted es tan valioso para Dios que le protege como con un muro de fuego y alza su mano en contra de los que lo quieren dañar.

Ilustrar con el ejemplo de Jn. 10:7 en donde Jesús dice que él es la puerta. En otras palabras, Jesús se pone como un portón para cuidar su vida. Si alguien quiere dañarle a usted, primero tiene que vérselas con Jesús.

Dice Ex. 19:5 que somos su especial tesoro. Y Rom. 8:32 dice que Dios “no vaciló al entregar a su hijo por nosotros" (La Biblia al Día).

Su vida tendrá propósito cuando comprenda que usted vale mucho para Dios.

3. Cuando comprendo el deseo de Dios para mi vida (v. 10)

No hay cosa más gratificante que una vida feliz.

La verdadera felicidad viene de dentro hacia fuera. Por lo tanto, la verdadera felicidad tiene que ver con nuestro bienestar espiritual, lo que se verá reflejado en las diferentes áreas de nuestra vida (Cesar Castellanos, "Liderazgo de Exito a Través de los 12, Pp. 121-122).

Por eso el Señor Jesús dijo “del corazón que cree en mí brotarán ríos de agua viva” (Jn. 7:37 Dios Habla Hoy).

El deseo de Dios es tu felicidad, tanto que en Mt. 5:4 dice que los que están tristes continuamente son los privilegiados recipientes del favor divino, pues ellos serán favorecidos en el cambio de situación (Traducción personal).

Tu vida tendrá propósito cuando comprendas que Dios desea solamente tu felicidad. Por eso dice el v. 10 “canta y alégrate.”

4. Cuando comprendo el tamaño de la bendición que Dios tiene para mi (v. 4)

Bendición es recibir de parte de Dios el bienestar y la prosperidad.

El v. 4 ilustra el tamaño de la bendición que Dios nos quiere dar: tan grande que no hay muros que la puedan contener.

Por eso entendemos que la bendición de Dios es integral, es decir, en todas las áreas de nuestra vida: espiritual, física, material, y financiera (3 Jn.2)

Es importante entender que la prosperidad que viene de Dios la tenemos cuando mantenemos un contacto permanente con la Palabra de Dios. Jos. 1:8 dice “nunca se apartará de tu boca (es confesar la palabra) este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él (tener presente la palabra), para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Su vida tendrá propósito cuando comprenda que Dios solamente desea bendecirle y que sea prosperado. Para esto, usted debe volverse a Dios con todo el corazón, porque donde esté su tesoro, allí estará su corazón (Mt. 6:21).

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion