We’ve made even more improvements to our online Bible to make your sermon prep even better. Read the release notes here.
Sermons

Summary: El anuncio del ángel Gabriel a María, habría de partir en dos la historia de la humanidad.

La Gloria de la Navidad (2 de 4)

EL ANUNCIO DE LA LLEGADA DE EMANUEL

Lucas 1: 26-56

INTRODUCCION. El domingo anterior vimos cómo Dios anuncia a Zacarías y a su esposa Elisabet, que les daría un hijo al cual debían poner el nombre de Juan (el cual significa “la gracia o miserircordia de Jehová”). Este Juan, conocido después como el Bautista por su ministerio específico, ha de ser el Precursor, el Vocero, el Clarín, el que anuncia la venida del Mesías. Hoy veremos el anuncio que el ángel Gabriel, enviado por Dios, le hace a María, una joven vírgen de la ciudad de Nazaret. Este anuncio, y su cumplimiento, habría de partir en dos la historia de la humanidad. Recorramos juntos la maravilla de esta historia de amor sin igual:

1. LA MAS BENDITA DE LAS MUJERES. Vers. 26-33. Como en el caso de Zacarías y Elisabet tampoco María podría parecer una candidata para recibir el anuncio más portentoso de la historia: el de ser un vaso escogido para ser la madre de Jesucristo Hombre. Uno podría pensar que la madre de Jesús tendría que haber sido una mujer importante política, social y económicamente. Pero, al contrario, fue una jovencita desconocida de Nazaret, una ciudad de la que se pensaba que nada bueno podía salir de allí (Juan 1: 46). Dios se especializa en asombrarnos y en humillar a los soberbios. El mira el corazón y no las apariencias. Y en María halló un corazón puro y creyente, un vaso apto para ser el recicpiente del Mesías prometido.

2. UNA CONCEPCION MILAGROSA. Vers. 34-38. A fin de que el Mesías, el Redentor de los creyentes, pudiera ser verdaderamente el Hijo de Dios, tenía que nacer de una manera distinta a los demás seres humanos. LA razón para esto es que todos los seres humanos nacemos con el pecado original heredado de Adán. El Mesías no podía nacer con pecado original para poder ser nuestro Salvador. Aunque El fue un verdadero niño y ser humano en todo el sentido de la palabra, Jesús, al ser engendrado por el Espíritu Santo, no heredó el pecado de Adán. Durante todos los años de su vida como hombre en la tierra, Jesús tuvo una voluntad humana propia y podía haber pecado, si hubiera cedido a la tentación. Pero, aunque fue tentado en todo (por el diablo, el mundo y la carne), no pecó (Hebreos 4: 15). Es el único ser humano que ha vivido sobre la tierra que pudo vencer el pecado en todas sus formas y así constituirse en nuestro Verdadero y Unico Salvador.

3. UNA CONFIRMACION DEL SEÑOR. Vers. 39-45. El ángel Gabriel le había dado una pista a María para confirmarle la realidad de que ella sería la madre del Mesías: su parienta Elisabet, “la que llamaban estéril,” también está embarazada. María va entonces de prisa a visitar a Elisabet y, en efecto, puede confirmar el embarazo de ésta. Elisabet, además, reaforma a María que el bebé que hay en el vientre de ésta, es el Señor. Muchas veces es bueno, sabio y prudente, confirmar, a través del testimonio de otros cristianos fieles, alguna palabra o revelación que creamos haber recibido del Señor. Hay que ser diligentes en buscar la confirmación de Dios, para después no enfrentarnos al fracaso, la duda y la confusión.


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion