Sermons

Summary: Seis principios bíblicos acerca del tipo de líderes que una nación [o iglesia] necesita, más importante aún, que Dios requiere para que Su bendición este sobre ese país [iglesia].

  Study Tools
  Study Tools

EL CARACTER DE UN LIDER

Exactamente dentro de nueve días los ciudadanos de este país estaremos eligiendo a nuestro nuevo presidente. Cuando comparamos este país con otros países en el mundo hay algo que sobresale a favor de los E.U.; eso es la libertad que todos gozamos aquí. Pero si verdaderamente apreciamos esas libertades que este país ofrece, también tenemos que apreciar EL CARÁCTER de aquellos que compraron esta libertad que hoy gozamos todos. Como Uds. verán, el carácter y la libertad están íntimamente ligadas—usted no puede tener la una sin la otra.

Existe otra palabra para referirnos al carácter de una persona y esa es la palabra responsabilidad. Una persona de carácter puede aceptar y conducir cualquier responsabilidad que se le asigne.

Ahora lo que es verdad en las personas, también es verdad en una nación. Todo mundo sabe que este país fue fundado sobre el carácter moral de hombres y mujeres que llegaron a este país para escapar de la persecución que se les hacía a los cristianos en Europa. En otras palabras, llegaron a este país para obtener libertad religiosa (religious freedom). El carácter de estas personas compro la libertad que todos en este país gozamos y ahora es de nosotros la responsabilidad de velar que esta libertad por la cual ellos lucharon se mantenga intacta. Y, ¿cómo podemos asegurarnos que este país mantenga esa libertad? Votando en las elecciones. Eligiendo a nuestros gobernantes. Pero no sólo se trata de elegir, tenemos que elegir cuidadosamente, tenemos que elegir gobernantes con el carácter que Dios requiere en ellos. En otras palabras, como cristianos, nosotros no votamos por aquella o aquel líder que es popular. Votamos por el líder que demuestra tener temor de Dios, que demuestra tener el carácter que Dios requiere en un líder.

Se dice que los líderes nacionales son como pilotos de avión. A nadie le interesa el carácter moral del piloto si este nos lleva sano y salvo a nuestro destino final. Como pasajeros lo que nos interesa es un despegue, un viaje, y un aterrizaje seguro. Lo que el piloto haga en su vida privada realmente no nos interesa.

Ahora, este argumento acerca del carácter moral de nuestros líderes nacionales podría ser verdad si es que no necesitamos de la bendición de Dios sobre nuestro país. Si le decimos a Dios, “Dios, no necesitamos que tu bendigas a nuestros líderes ni a nuestra nación,” entonces el argumento del piloto puede ser verdad para nuestros líderes nacionales.

Ilustración.

Imagínese que ha usted se le va a realizar una cirugía de corazón abierto. ¿Le gustaría que su cirujano venga directo del baño público del hospital a la sala de cirugía sin haberse lavado las manos? ¿Le gustaría que ese cirujano sostenga su corazón en sus manos sin habérselas desinfectado apropiadamente antes de la cirugía? ¿Verdad que no?

De igual manera, como seguidor de Cristo, yo quiero que las manos de aquellos líderes que sostengan el corazón de este país estén limpias. La biblia nos dice que manos limpias y un corazón puro son necesarios para un liderazgo que Dios bendice. Para que Dios bendiga a América o a cualquier otra Nación, sus líderes tienen que tener temor de Dios. La Palabra de Dios en Proverbios 29: 2 dice: “Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; Mas cuando domina el impío, el pueblo gime.”

Este día quiero compartir con todos ustedes seis principios bíblicos acerca del tipo de líderes que una nación necesita y más importante aún, que Dios requiere para que Su bendición este sobre ese país.

1. Un líder tiene que ser JUSTO.

Proverbios 16: 12 dice: “Abominación es a los reyes hacer impiedad, Porque con justicia será afirmado el trono.”

Es obvio que en este país no tenemos un rey, pero Dios está hablando de líderes nacionales ya sean presidentes, reyes o primeros ministros. Sabemos que para ser un buen líder se necesita ser un buen administrador. La biblia, en Romanos 13: 4, se refiere al líder político como “un ministro de Dios”. Ese líder trabaja para Dios, por lo tanto debería de tener el carácter que Dios requiere en un líder.

Una persona injusta, un mal administrador no puede estar en un cargo de liderazgo, ya sea en la iglesia, el hogar, en el trabajo o en una nación. El peor tipo de líder es aquel que es un hipócrita: que dice ser seguidor de Cristo y que carga una gran biblia debajo de su brazo pero que no practica la justicia y no vive una vida santa y de acuerdo a los estatutos de Dios. Una popular canción en los años 60’s decía lo siguiente: “No puedes tener una vida torcida y pensar derecho, ya seas un chofer o un jefe de estado.”

2. Un líder tiene que ser SABIO.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion