Sermons

Summary: ¿En qué estado se encuentra el alma después de la muerte? ¿inconsciencia? ¿aniquilación? ¿purgatorio? ¿mundo de los espíritus?

  Study Tools
  Study Tools

EL ESTADO INTERMEDIO

Luc. 16:19-31

¿Qué sucede cuando un hombre muere? ¿En qué estado se encuentran las almas entre la muerte y la resurrección? ¿Tenemos que ir al purgatorio? ¿Y qué de los que mueren sin bautizarse? ¿Y los creyentes del Antiguo Testamento que no conocieron a Jesucristo? ¿Tendremos una segunda oportunidad de salvación después de morir? ¿Vagan en pena las almas de los muertos?

Algunos grupos religiosos enseñan que el alma después de la muerte entra a un sueño y así permanece hasta el día de la resurrección para enfrentar el juicio final.

Otros enseñan que el alma junto con el cuerpo deja de existir. Por estas interrogantes, hoy vamos a abrir la infalible Palabra de Dios de la cual Jesucristo dijo que aunque pase el cielo y la tierra, Su palabra permanecerá para siempre.

Los mormones enseñan que los miembros de su iglesia, cuando mueren van al mundo de los espíritus con el Señor Jesucristo y con nuestro Padre Celestial. En cambio los que mueren no siendo miembros de su iglesia, simplemente pasan al mundo espiritual donde pueden esperar por si alguien aun en la tierra se bautiza en su nombre para poder pasar con Cristo. Esta podría ser una conversación en este mundo espiritual.

- ¡Mira ya llegaron Toño y Martha!

- Ya ves cómo si era cierto lo que nos enseñó el profeta José Smith?

- No te preocupes, Dios es amor y no quiere que ninguno perezca y nos va a salvar.

- Nos ha mandado aquí para darnos otra oportunidad de salvación.

- Sí, pero yo me pregunto: ¿quién se irá a bautizar por mi?

Los Testigos de Jehová y los Adventistas enseñan “el sueño del alma”, es decir, cuando un hombre muere, su alma entra en un estado de inconsciencia, inactividad, y silencio. Enseñan que debido a que Dios es amor, no hay infierno, y el cielo, que es la habitación de Dios, solo la comparte con 144 mil justos. Enseñan también que cuando venga el milenio, resucitarán para tener otra oportunidad de salvación; y si aún así no cambian sus malos caminos, entonces serán aniquilados. Para ellos la muerte es similar a un foco que se afloja y deja de alumbrar, así también el alma, cuando el cuerpo muere, el alma deja de funcionar.

Los espiritistas enseñan que podemos tener contacto con los muertos, platicar con ellos, intercambiar información. Creen que la muerte es un ascenso en la escala de la existencia, pasamos a una esfera superior de existencia. Muchos ingenuos se ponen en contacto con su abuelita a través de un médium y le preguntan:

- Abuelita: ¿Dónde dejaste tus ahorritos?

- Te lo diré pero con la condición de que mandes decir una misa a mi favor

- Sí abuelita con tus ahorros te la mandaré decir, ¿Dónde los escondiste?

- Te lo diré si perdonas a tu esposo y vuelven a vivir como Dios manda.

- Sí abuelita, pero ya dime dónde está la lana.

La Iglesia Católica Romana hasta hace poco enseñaba del Limbus Patrum donde se fueron todos los creyentes del Antiguo Testamento, los incapacitados intelectualmente, los que nunca oyeron el evangelio pero actualmente está vacío, porque cuando Jesucristo murió fue con ellos a proclamar su victoria a ellos y los salvó.

También esta iglesia enseña del Limbus infantum, que era para recibir a los niños que mueren sin bautismo, allí no reciben ni castigo ni gloria, cabe señalar que el Papa Benedicto 16, recientemente declaró que este lugar no existe.

Otra enseñanza de la iglesia Romana es el purgatorio, que es un lugar muy semejante al infierno con la única diferencia de que el infierno es eterno en cambio el purgatorio es temporal. Se van al purgatorio para ser castigados por los pecados veniales.

“El fuego purificador del purgatorio sobrepasa en sufrimiento a cualquier tormento humano, es igual que el del infierno, sólo difiere en su duración” Tomás Aquino.

El período de sufrimiento en el purgatorio puede ser acortado o terminado por donaciones a la iglesia, por oraciones y misas dichas por los sacerdotes, en el siglo 17 los sacerdotes recomendaban hacer sus ahorritos para dejar pagadas misas para ser dichas después de su muerte. Se estima que llegan al vaticano anualmente 40 millones de dólares por este concepto. El papa puede otorgar indulgencias a su voluntad. Si el papa tiene poder para terminar con los sufrimientos del purgatorio, ¿Por qué sólo otorga indulgencias al que paga?

La Biblia dice que los que mueren tienen solamente dos posibles destinos, El gozo del cielo para los justos, o el sufrimiento eterno para los malos.

Filip.1:21-23 “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo lo cual es muchísimo mejor”

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion