Sermons

Summary: Jesucristo el León de Judá, el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, ha quitado tu pecado. Sino has venido a sus pies, Él es el único que puede quitar tus pecados. A través de Jesucristo llegamos a ser real sacerdocio, esto significa que un cris

EL LEÓN Y EL CORDERO

Hebreos 7:1-28

Introducción

Cuando era niño recuerdo que en una ocasión nos preguntábamos ¿Si tuvieras que elegir, qué animal te gustaría ser?, algunos dijeron el águila porque vuela alto, es fuerte, tiene buena vista, en verdad cuando miramos un águila impresiona su presencia, da una imagen de autoridad, de poder, de domino, su presencia intimida. Otros dijeron, quisiera ser un León porque es el rey de la selva. Quién no queda impresionado ante el rugido, la potencia, la ferocidad y la majestuosidad del león. Todos los niños tratábamos de elegir el animal que creíamos más grandioso; por supuesto nadie eligió ser lombriz o insecto o burro u oveja. Porque considerábamos a esos animales como inferiores, sin importancia sin trascendencia; en verdad en ningún emblema veremos un cordero o una lombriz, veremos el águila, el león, etc.

En Apo. 5:5-6 dice: ….. No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David ha vencido para abrir el libro… y mire y vi en medio del trono….estaba en pie un Cordero como inmolado. Se muestra a Jesús con el tipo de dos animales. El León y el Cordero; dos animales opuestos en carácter y en personalidad, uno cazador y el otro presa, ¿cómo pueden representar a la misma persona?. En la visión el apóstol Juan escuchaba expectante hablar del León de la tribu de Judá, pero ¿qué es lo que el miraba?. El no miraba a un feroz león con los dientes bañados de sangre, sino a un cordero inofensivo y manso. No sé que pasaba por la mente del apóstol Juan en aquella visión, cuando el sabía que los cristianos estaban siendo perseguidos, masacrados en los circos romanos por su fe en Cristo; ¿Cómo un cordero? No puede ser, ahora necesitamos un feroz león que tome el control de todas las cosas, no necesitamos un pequeño y dulce cordero.

Para algunos de nosotros quizás eso no tenga sentido, pero tampoco tuvo sentido para los judíos que esperaban la manifestación del León de la Tribu de Judá. ¿Cómo podría el León de la Tribu de Judá y el Cordero representar a la misma persona?

a) Confusiones acerca del Mesías

La historia nos dice que los líderes religiosos y los eruditos en los tiempos entre el AT y el NT conocido como el periodo interbíblico (periodo de silencio) creían que vendrían dos Mesías.

Estos eruditos usaban Zac. 4:12,14 para decir que las dos ramas que habla este texto eran dos Mesías. Un Mesías que sería el Mesías Rey y el otro Mesías sería Sacerdote. Después de todo Israel tenía un rey y un sumo sacerdote. Estas dos posturas estaban separadas.

Los eruditos también usaban el termino “el cetro” de génesis 49:8-12 para referirse al Mesías Rey y la promesa del eterno sacerdocio de Números 25:10-13 que hace referencia al Mesías Sacerdote.

Por si esto no fuera suficiente evidencia, estas personas usaban Jer. 33:15-19. Tenemos dos Pactos, uno con David respecto a que el Mesías vendría como Rey, y el otro con la Tribu de Levi respecto al Mesías quién sería Sumo Sacerdote.

Si Dios no pudo haber roto su promesa, ¿qué fue lo que hizo para que haya un solo Mesías?

Estos dos animales obviamente describen características diferentes. El León caracteriza el PODER, FUERZA, RESPETO A LAS ÓRDENES, Seguridad, HABILIDAD, SIN TEMOR. Mientras que el Cordero representa: SIN PODER, DEBILIDAD, SIN RESPETO, INSEGURIDAD, SIN HABILIDAD, TEMOR A TODOS LOS ANIMALES.

¿Cómo podía Jesús ser (León) Rey y sumo Sacerdote-Sacrificio (Cordero) al mismo tiempo? ¿Dios cambió las reglas para Jesús? ¿Dios rompió alguna de sus promesas?

Leamos Heb 7:1-10

b) El Cordero de Dios y el oficio de Sacerdote

Las sagradas escrituras nos muestran que Cristo desempeño tres grandes y significativos oficios: Profeta, Sacerdote y Rey.

El Cordero que se muestra en Apo. 5:6 representa un sacrificio, de hecho no es sólo un sacrificio es un perfecto sacrificio.

En el AT el responsable de ofrecer los sacrificios por la nación era El Sacerdote.

En el AT, encontramos que cada año había un día extremadamente importante en la vida de los Israelitas. Era el Día de Expiación. En ese día el sumo sacerdote hacía sacrificio por los pecados de toda la gente de Israel e Intercedía por su pueblo, rogaba a Dios que justificará, que perdonará a su pueblo, presentaba delante de Dios el pecado y clamaba perdón a través del cordero ofrecido en Sacrificio. Era el único día en que el Sumo sacerdote podía entrar en el lugar santísimo donde estaba la presencia de Dios. Si algún otro entraba en el lugar santísimo, moría. Si el sumo sacerdote entraba en otro día también moría.

El Sumo sacerdote no podía simplemente entrar y decir, “Ok, gracias Dios porque ya supere esto”

El Sumo sacerdote no entraba hasta que ofrecía sacrificio por sus pecados. Esto no era ningún chiste.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion