Sermons

Summary: El alma tiene que ser quebrantada para que el E.S se manifieste en nuestras vidas. Debemos quebrantar nuestra alma, es decir, moldearla conforme a la voluntad de Dios. Nuestra alma debe estar clavada en la cruz del calvario juntamente con Cristo

  Study Tools
  Study Tools

TÍTUL0: El quebrantamiento del alma.-La vida de la Cruz

TEXTO: Lc. 9: 23-24

INTRODUCCIÓN:

El alma tiene que ser quebrantada para que el E.S se manifieste en nuestras vidas.

El E.S se ha levantado para humillar el alma y sojuzgarla. Nuestras emociones, nuestra voluntad y nuestro intelecto tienen que estar bajo el dominio del Espíritu y nunca bajo el yugo del mundo, de la carne o del pecado.

El hombre interior (vivificado y resucitado) desea manifestarse y a veces ocurre que el hombre exterior (carnal y mundano) se lo impide convirtiéndose en una concha o caparazón que frena todo el fluir de Dios en nuestras vidas.

Debemos quebrantar nuestra alma, es decir, moldearla conforme a la voluntad de Dios. Nuestra alma debe estar clavada en la cruz del calvario juntamente con Cristo.

1.- ¿ESTOY DISPUESTO A SER QUEBRANTADO?

- ¿Estoy dispuesto a romper, a quebrantar y a humillar mis emociones y sentimientos para dejarlos moldear mi alma por Dios?

- ¿Estoy dispuesto a romper, a quebrantar y a humillar mi voluntad para hacer la de Dios?

- ¿Estoy dispuesto a romper, a quebrantar y a humillar mi excesivo intelectualismo para vivir la locura de la cruz y del E.S?

- ¿Estoy dispuesto a subir a la cruz y dar mi vida ahí?

- ¿Estoy dispuesto a morir para resucitar?

- ¿Realmente quiero resucitar o quiero seguir viviendo como soy?

- ¿Comprendo que el poder de la resurrección radica en el poder de la cruz?

- ¿Entiendo plenamente que si no hay muerte no existe la resurrección?

- ¿Estoy dispuesto a clavar mi pecado en la cruz de Cristo y aborrecerlo para siempre?

- ¿Estoy dispuesto a morir a la carne y crucificar las cosas del mundo?

- ¿Estoy dispuesto verdaderamente a ser quebrantado por Dios?

- ¿Estoy dispuesto a que Dios restaure una nueva voluntad que me impulse a servirle más?

- ¿Estoy dispuesto a que el Espíritu restaure unos nuevos sentimientos y unas nuevas emociones que me alienten a seguir más intensamente a Cristo?

- ¿Estoy dispuesto a que Dios restaure un nuevo intelecto y una nueva mente con nuevos argumentos y razonamientos que traigan una renovada convicción de servicio a Dios?

Una mente que no sigue a Cristo es una mente que se entenebrece y se vuelve altiva y orgullosa en sus propios razonamientos. Con el tiempo la persona es llevada a un estilo de vida de pecado, curiosamente, justificados por sus propios razonamientos.

Una voluntad que no sirve a Cristo es una voluntad débil y rota que se somete al señorío y a la tiranía del pecado.

Unos sentimientos que no siguen a Cristo se endurecen y se vuelven amargos.

(Romanos 1:21-32)

2.-TOMA TU CRUZ...

Es imperioso que el alma sea crucificada en la cruz de Cristo y vivamos la vida de la cruz. (Isaías 53:3/10)

En los evangelios aparece 6 veces las palabras de Cristo: “Toma tu cruz y sígueme”

¿Qué significa y que aplicación tiene tomar la cruz para nuestras vidas?

1.- Quebrantamiento del alma.

2.- Hacerte digno seguidor d Cristo. Mt.10:38

3.- Es un requisito para ser disciopulo de Cristo. Lc.14:27

4.- Invertir toda tu vida en Cristo. Mt.16:25

5.- Negarse a sí mismo. Mt.16:24

6.- Poder seguir a Cristo. Mt.16:24

7.- Poner la mira en las cosas de arriba y no en la de los hombres. Mr.8:33-34

8.- Sacrificar todo por Dios. Mr.10:21

9.- hacerte completo, perfecto y no carente de nada. Mr.10:21

10.- Disciplina y estilo de vida diario. Lc.9:23

11.- Que Cristo viva en mí. Gal.2:20

12.- Que todo lo que ocurre en mi carne esté conectado con Dios por medio de una vida de fe. Gal.2:20

13.- Haber crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Gal.5:24

14.- Estar crucificado para el mundo y el mundo para mí. Gal.6:14

15.- Estar muerto al pecado. Ro.6:11

16.- Estar vivo para Dios. Ro.6:11

3.- EL PROCESO DE LA CRUZ... Lc.9:23-24.

1.- Si alguno quiere... La realidad es que no todos querrán seguir a Cristo y muchos menos la vida de la cruz. Muchos de nosotros nos conformamos con la obra de la cruz pero no queremos la vida de la cruz.

Mi amor y compromiso a Dios requieren que de un paso más a allá para no conformarme con la obra de la Cruz sino querer vivir la vida de la cruz.

Querer seguir a Cristo es lo primero pero no es lo único. Tener el deseo de seguir a Cristo es fundamental pero no lo es todo. Anhelar seguir a Cristo es importante pero no es suficiente.

2.- Niéguese a sí mismo... para obtener algo hay que invertir algo a cambio. Para ganar hay que perder a veces. Para tomar algo hay que soltar primeramente.

No podemos negarnos a nosotros mismos si no hay un deseo profundo de seguir a Cristo.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion