Sermons

Summary: En la Biblia, un tipo de Corazón es"pavimentado".

  Study Tools

15A El Sembrador

El creyente (cristiano) tiene la responsabilidad de salir continuamente a sembrar la palabra de Dios. Pero, esta parábola no pone énfasis en el sembrador, sino sobre las varias clases de terreno que reciben la semilla.

Por ejemplo, los tipos de suelos en El Salvador son Aluviales, Fértiles, Ácidos, y rocosos o pedregosos como los de: San Salvador, Quetzaltepeque, Apopa, Tonacatepeque, y San Martín.

1.En la Biblia, un tipo de Corazón es"pavimentado". “...no entiende, y viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón.

"Estos oyentes son los que permiten que sus corazones sean "pavimentados" (endurecidos) por todos los sucesos y actividades de esta vida.

Están dos piojos en la cabeza de un señor calvo, y uno le dice al otro:

- Alfredo, vámonos de aquí que este terreno ya está pavimentado.

Pavimentados tienen el corazón esas personas preocupadas e indiferentes en cuanto a los asuntos espirituales.

Su intelecto está lleno de prejuicios; su conciencia cauterizada y su voluntad perversa. No ponen atención a la palabra de Cristo.

Representan almas vacias que aceptan influencias externas solamente, sin controlar sus sentidos.

Satanás arrebata la palabra con miles de distracciones; presenta el error como tan bueno o mejor que la verdad. Como cuando hace pensar que el aborto es algo bueno así como también el matrimonio entre los ‘gays’.

Cuando oímos que las aves del cielo comieron la semilla, esto "….no hace impresión sobre la mente del oyente.

¿Qué se puede hacer para ayudar a esos muchos? Desde luego, la palabra es muy poderosa. A veces la tribulación prepara el "terreno" para recibir la semilla.

2. Terreno pedregoso— ¿Te caíste? -No, el suelo estaba triste y fui a darle un abrazo.

Este tipo de terreno se atiene mucho a las emociones o sentimientos en la vida espiritual, que es una forma de egoismo. Se cambia tomando una resolución, adhiriéndose a ella y si hay caídas, levantándose, volviendo a empezar, reformándola y manteniéndola con firmeza.

Dice el proverbio:

Siembra un pensamiento….. cosecha una acción;

Siembe una acción……. cosecha un hábito……

Siembra un hábito…… cosecha un carácter…..

siembra un carácter……… cosecha un destino».

Jesús no promete sentimientos exuberantes, lo que si promete la paz que el mundo no puede dar.

3. Lo sembrado entre las espinas representa a aquel que oye la palabra, pero las preocupaciones de la vida y la seducción de las riquezas la sofocan y queda sin fruto.

Y aquí les ofrezco una oración escrita por seminaristas que pueden ustedes rezar:

“Jesús, ven a mi vida. Revélate a mi. Líbrame de mis pecados y guíame hacia la verdad. Revélame tu misericordia en el poder de tu resurrección. Señor Jesucristo, demuéstrame el amor que tienes por mi y guíame a la vida eterna.”

(tomada del libro: “Como ganar amigos para Cristo, una conversación a la vez”, en ingés, “How to win friends for Christ one conversation at a time,” por el Padre Thomas Cavanaugh and John D. Love.).

En cambio, lo sembrado en tierra buena, representa a quienes oyen la palabra, la entienden y dan fruto: unos, el ciento por uno; otros, el sesenta; y otros, el treinta''


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion