Sermons

Summary: El hecho de que las cosas no salgan como las has planeado, no quiere decir que Dios te ha abandonado. Dios está trabajando en tu vida, con Su plan que tal vez no sea el tuyo, pero de seguro será el mejor. Quiero que salgas hoy de aquí con tu fe renovada,

  Study Tools
  Study Tools

EL VALLE DE LOS HUESOS SECOS: ESPERANZA CONTRA ESPERANZA.

Ezequiel 37: 1-14; Romanos 4:18.

Introducción:

Hay un dicho en el beisbol: “Nada está escrito hasta el out 27”. Este año está por terminar, pero aun no ha terminado. Sabemos que ha sido un año difícil para el país y para muchos aquí presentes: problemas económicos, problemas de salud, separación de seres queridos, planes no cumplidos, oraciones al parecer no contestadas. Hoy quiero decirte algo: así como el año aun no ha terminado y muchas cosas pueden aun pasar, así también tu situación no es definitiva, como se dice en el boxeo: “aun no tires la toalla”, pues mientras Dios no diga: “todo ha terminado”, nada está terminado. El hecho de que las cosas no salgan como las has planeado, no quiere decir que Dios te ha abandonado. Dios está trabajando en tu vida, con su plan que tal vez no sea el tuyo, pero de seguro será el mejor. Quiero que salgas hoy de aquí con tu fe renovada, con la esperanza que solo Dios puede dar, con la seguridad de que Su amor por ti es para siempre, es real.

Quiero hablarte hoy de un joven que vio frustrada su carrera, que tuvo que dejar a los suyos, que fue llevado a un exilio forzado donde vio como destruían su ciudad. Su nombre era Ezequiel (Dios fortalece) y profetizó en Babilonia para aquellos que estaban como él en cautividad. Leamos juntos una de sus más conocidas visiones y saquemos de ellas enseñanzas para hoy. (Leer Ezequiel 14:1-7).

El Señor puso su mano sobre mí, y me hizo salir lleno de su poder, y me colocó en un valle que estaba lleno de huesos. 2 El Señor me hizo recorrerlo en todas direcciones; los huesos cubrían el valle, eran muchísimos y estaban completamente secos. 3 Entonces me dijo: "¿Crees tú que estos huesos pueden volver a tener vida?" Yo le respondí: "Señor, solo tú lo sabes." 4 Entonces el Señor me dijo: "Habla en mi nombre a estos huesos. Diles: 'Huesos secos, escuchen este mensaje del Señor. 5 El Señor les dice: Voy a hacer entrar en ustedes aliento de vida, para que revivan. 6 Les pondré tendones, los rellenaré de carne, los cubriré de piel y les daré aliento de vida para que revivan. Entonces reconocerán ustedes que yo soy el Señor.' “7 Yo les hablé como él me lo había ordenado. (Dios Habla Hoy).

1- Me llevó al valle (v 1-2): Es Dios mismo el que lo lleva en visión a ese valle lleno de huesos secos. Lleno de planes no realizados, lleno de enfermedades aun no curadas, lleno de necesidades económicas, lleno de familias separadas, lleno también de estos, nuestros huesos secos. El Señor conoce tu situación y El toma la iniciativa para venir a encontrarse contigo. Dios también es el Dios de los valles, de las partes bajas, de nuestro momento más oscuro. Si, El está al lado del que está consumiendo drogas, del que está en la cárcel, del que está enfermo. El no se olvida de los suyos. Jesús no se quedó en el monte de la transfiguración, sino que bajó de nuevo al valle y dio libertad al cautivo, escuchando la suplica de un padre (Marcos 9).

2- ¿Vivirán esos huesos? (V 3): Una pregunta hecha para aquellos que como Ezequiel reconocen su necesidad espiritual (Mateo 5: 3). Los ojos se fijan en las circunstancias alrededor, humanamente no hay solución. El ha visto con sus propios ojos que el panorama es desconsolador y ante la pregunta del Señor podría haber contestado.: “Si, yo se la respuesta, yo puedo hacer que vivan yo tengo la solución”. O podía haber contestado: No, no hay nada por hacer todo está perdido. Pero el profeta escogió a mi entender, la mejor opción: “Señor tu sabes. Aceptó la soberanía de Dios (El es el dueño de todo, el dueño del bate y la pelota). Puso la decisión en sus manos. Dejó al sabio de sabios, tomar la iniciativa, dejar que El realice su plan en su vida. Oh Señor tu eres el Único que puedes responder a esa pregunta, Tu eres el único que puede dar vida a estos mis huesos secos. Tú eres el Único que tiene autoridad y poder para cambiar lo que yo, ni ningún humano puede cambiar. si, esos huesos viviran porque: -Nada es imposible para Dios. (Jeremías32:17). – Porque Dios es siempre fiel a sus promesas (2Corintios1:20) – Dios tiene un proyecto y quiere que participemos en él.

3- Habla en mi nombre a estos huesos (v 4): ¿Es lógico hablarle a algo que está muerto? Con Dios, no hay hueso duro que roer, Su lógica es la de la fe. Entonces, ¿por qué hablarles, por qué profetizarle y enfrentar una situación que a tu parecer no tiene remedio? - Háblales, porque Dios lo manda. Profetiza, da un mensaje del Señor. Usa su Palabra como fuente de aliento, como espada en esta batalla. Exclama junto con Job: “yo sé que mi Redentor vive”, únete con el Apóstol Pablo: “Yo sé en quien yo he creído...” –Háblales, porque esos huesos no están del todo seco. Tu situación no está acabada, aquí no hay nada escrito hasta el out 27. Hay esperanza porque El es un Dios de esperanza contra esperanza. Así le creyó Abraham (Romanos 4:18). El quiere establecer una relación personal contigo.Vaclav Havel expresidente de Checoslovaquia dijo: "No soy un optimista porque no estoy seguro de que todo vaya a acabar bien; tampoco soy un pesimista porque no estoy seguro de que todo vaya a acabar mal. Yo solo llevo esperanza en mi corazon... y le doy gracias a Dios por ese regalo que es un regalo tan grande como la vida misma".

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion