Sermons

Summary: Que camino tomar? el ancho o el angosto?

  Study Tools
  Study Tools

LA DECISION MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA

Hoy vamos a hablar acerca de decisiones.

Cada día estamos tomando decisiones, por la mañana decidimos si nos levantamos o no, si desayunamos o no, si nos bañamos o no…

Nuestra vida esta llena de decisiones, algunas de ellas no son tan importantes como otras, pero hay algunas decisiones que pueden marcar el destino de nuestras vidas.

La importancia de una decisión es determinada por su resultado en nuestras vidas.

Si agrupáramos las decisiones en tres grupos, podríamos hablar de:

Decisiones básicas, como lo que voy a comer este día.

Decisiones importantes y que involucran a otras personas, como por ejemplo comprar un auto o una casa…

Decisiones trascendentales que marcan el destino de nuestra vida…

Hoy vamos a hablar de este tipo de decisiones, las que nos definen como personas y nos indican el camino a seguir, las que trascienden en el tiempo y que definen lo que pasará con nuestra vida por el resto de la eternidad.

Mateo 7:13-14

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella.14 Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.

En este momento Jesús se encuentra hablando con sus discípulos en una montaña cerca de Galilea

En estos versículos, Jesús nos esta llevando a responder a su llamado de tomar una decisión en nuestra vida, el nos muestra estas dos puertas, estos dos caminos que indican al cielo, pero que no necesariamente nos llevan a él.

En el tiempo de Jesús, estaban algunos grupos de personas religiosas que creían que por cumplir con algunas reglas y mostrar una apariencia buena, podían estar bien con Dios.

Sin embargo Jesús los estaba llamando a elegir, entre el camino de reglas que ellos tenían y el camino difícil que Cristo les indicaba pero que al final conducía a la vida.

Hoy en día muchos de nosotros también necesitamos tomar una decisión, tomar el camino del mundo lleno de reglas y tradiciones humanas o tomar el camino de Dios, que no es un camino fácil pero definitivamente es el mejor.

“Jesús quiere que tomemos una decisión.”

En el antiguo testamento Dios llamo en reiteradas oportunidades a tomar una decisión al pueblo, que implicaba la vida o la muerte.

Deuteronomio 30:19

Hoy pongo al cielo y a la tierra por testigos contra ti, de que te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Elige, pues, la vida, para que vivan tú y tus descendientes...

Josué 24:15

Pero si a ustedes les parece mal servir al SEÑOR, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al SEÑOR.

1 Reyes 18:21

Elías se presentó ante el pueblo y dijo: —¿Hasta cuándo van a seguir indecisos?[a] Si el Dios verdadero es el SEÑOR, deben seguirlo; pero si es Baal, síganlo a él. El pueblo no dijo una sola palabra.

Juan 6:66-69

Desde entonces muchos de sus discípulos le volvieron la espalda y ya no andaban con él. Así que Jesús les preguntó a los doce: ¿También ustedes quieren marcharse? —Señor —contestó Simón Pedro—, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.69 Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.

Este es el llamado que Dios viene haciendo al hombre desde hace mucho tiempo atrás.

Ahora Cristo es la encrucijada, él es quien nos está llamando a tomar una decisión que afectará nuestras vidas, que afectará tu vida y la mía, eternamente.

El llamado es a escoger la puerta correcta, el camino correcto, que nos permitirá vivir en comunión con Dios.

Lo primero que vemos en estos versículos es que “debemos entrar”, el llamado de Jesús no es una opción más dentro de todo lo que el mundo nos ofrece, sino que es un mandato de Dios, debemos entrar si es que queremos ser parte del Reino de Dios, de lo contrario estaremos fuera.

El propósito de este llamado es a decidir hoy mismo lo que queremos hacer con nuestra vida, Cristo está siendo directo en decirnos que debemos tomar la decisión correcta y esta es entrar por la puerta estrecha.

Hace casi 8 años, yo estuve en la encrucijada, debía tomar una decisión y sabia que esta marcaría el resto de mi vida.

Dude por unos instantes porque sabia que el costo de seguir a Jesús implicaba dejar mi vida de mentira, de falta de amor, de impurezas, para entregarme de lleno a un propósito que parecía imposible de lograr.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion