Honor your heroes with 24 Memorial Day Quotes for Preaching.
Sermons

Summary: Introducción a la serie "Los atributos de Dios"

"Hacia el conocimiento de Dios"

Salmo 139

Creo que hablar acerca de este tema es de vital importancia porque vivimos en una sociedad que habla un montón acerca de Dios; sólo que este dios toma una gran variedad de formas diferentes. Por eso, es indispensable que podamos distinguir claramente al verdadero Dios de las muchas tipos falsos de Dios.

Este problema también afecta a las personas que asisten a una iglesia. Estoy convencido que el dios que se adora y se proclama en algunas iglesias de hoy no es el que se ha revelado en las Escrituras. Querámoslo o no, tenemos la tendencia de crear y formar a Dios a nuestra imagen en lugar de aceptarlo tal y como él se nos ha dado a conocer en la Biblia. Si tenemos una imagen correcta del carácter del verdadero Dios, entonces podremos desarrollar una adoración más correcta a él.

Un autor ha hecho la observación de que la sociedad actual tiene una visión desinflada de Dios. A lo que se refiere es que Dios ya se ha vuelto alguien sin importancia. La idea de Dios no significa ni representa nada para la sociedad actual. Está como una reliquia de museo. Aún para aquellos que abiertamente expresan que creen en Dios, con sus vidas demuestran que él es menos interesante que la televisión, que sus mandamientos son de menor importancia que sus deseos materialistas, que los juicios inspiran menos asombro que las noticias del periódico y que sus verdades son menos atractivas que los comerciales de la publicidad.

Es por eso que el tener un conocimiento adecuado de Dios se ha convertido en una necesidad para nuestros días. Veamos hoy algunos beneficios acerca de este tema. (Dos aclaraciones: 1. conocemos a Dios porque él se ha dado a conocer/ 2. el conocimiento de Dios es incompleto pero verdadero)

I. CONOCER A DIOS ES LA BENDICIÓN MÁS GRANDE DE ESTA VIDA

Necesitamos estudiar el carácter de Dios porque se trata de la búsqueda más

grande de nuestras vidas. No hay nada que necesitemos más que conocer a Dios de una manera íntima y personal. Fue el profeta Jeremías el que escribió: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que haya de alabarse: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra, porque estas cosas me agradan, dice Jehová. Jer. 9:23,24

En este versículo, la palabra alabarse aquí significa gloriarse. Gloriarse en algo significa depender de ello como la causa o el medio para lograr la felicidad. No puede existir ninguna felicidad a menos que tengamos una relación cercana e íntima con aquel Dios que manifiesta su bondad, juicio y justicia en la tierra. Alguien que tiene una relación con Dios de este tipo puede experimentar la máxima felicidad porque no tiene miedo del poder de ningún enemigo o circunstancia adversa.

En Juan 17:3, Jesús dijo: Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

La vida eterna es un conocimiento de Dios y de Jesucristo. ¡Qué bendición más grande! Dios, el ser más grande de todo el universo nos ha dado el enorme privilegio de conocerle personalmente a él. Cristo dio su vida para que le pudiéramos conocer de manera íntima y personal.


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion