Sermons

Summary: Tenemos que centrarnos en aquello de lo cual debemos volvernos así como aquello a lo cual debemos volvernos.

  Study Tools
  Study Tools

Título: Jesús nos advierte…

Texto: Lucas 21:7-36

Objetivo: Que los oyentes decidan atender a las advertencias que nos da el Señor para vivir como mayordomos fieles en un tiempo critico para nuestro mundo.

Introducción:

Hace ya más de 2000 años que el Señor ascendió prometiendo que un día él regresaría por nosotros. Un día mientras recorría los alrededores del templo con sus discípulos y al verlos impresionados por la arquitectura del mismo, les declaró los eventos que precederían a su glorioso retorno.

Este es el contexto en donde se enmarca nuestro pasaje. Sin embargo, el tema central de hoy no será sobre el retorno del Señor. Sino que nos centraremos en aquello de lo cual debemos volvernos así como aquello a lo cual debemos volvernos.

Transición:

En medio de su exposición escatológica, el SeñorJesús hace tres advertencias a sus discípulos, las cuales hoy nos ayudarán a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como creyentes y mayordomos en medio de un mundo que atraviesa dificultades.

1. El Señor Jesús nos advierte contra el engaño religioso (v. 8)

“Tengan cuidado; no se dejen engañar…” (NVI)

Vivimos en una época que no difiere mucho de la de los primeros años del cristianismo. Nuestra época al igual que la del tiempo del Señor Jesús, se caracteriza por una variedad de sectas religiosas.

Por eso, la advertencia del Señor no solamente hace conscientes a sus discípulos a tener sumo cuidado, sino que también les hace ver el fraude religioso a que se verán expuestos. Hoy estamos viviendo días en donde el mosaico religioso de la época ha suplantado la verdad del evangelio de Cristo por la mentira y los valores cristianos por el ya conocido relativismo.

Son muchos los grupos sectarios que se han levantado alrededor de la Biblia. Que utilizan las sagradas Escrituras para pregonar a la gente lo que quieren oír y no lo que Dios quiere comunicarles. Así al pecado se le ha dado el nombre “error humano”, la fornicación y las relaciones extramaritales se les promueve bajo la etiqueta de “safe sex”, a la verdad de Dios “insulto”, a los valores cristianos “ridiculeces y cosas de los viejos”.

Por ahí se anda predicando que Dios nos ama tal como somos y que por lo tanto no es necesario esforzarnos en vivir una vida santa, que estamos bajo la gracia y por lo tanto podemos hacer lo que queramos, puesto que ya somos salvos. Que el creyente, como es hijo del rey, tiene que vivir de acuerdo al estándar de un hijo e hija del rey. Lo que ha llevado a muchos a adquirir deudas que ahora no pueden ni siquiera pagar. Mis amados, esto no es nada mas ni nada menos el mayor fraude religioso jamás visto en la historia.

Por eso, la advertencia del Señor. “Tengan cuidado; no se dejen engañar…” Es nuestra responsabilidad, como mayordomos “escudriñar las escrituras” y estar preparados para dar razón de nuestra fe. Tenemos que filtrar todo tipo de enseñanza y doctrina a través de la Biblia. Y eso solo se logra oyendo, leyendo, estudiando, memorizando, meditando y aplicando la Palabra de Dios. De ahí la importancia de la Escuela Dominical y el discipulado en la iglesia.

La advertencia del Señor también implica que debemos permanecer firmes y fieles al Señor. Cuando vacilamos en lo que creemos, estamos expuestos al engaño y la sutileza del diablo. Tal como sucedió en el jardín del Edén.

Ilustración: No seamos como la historia del carbonero, al cual un día se le preguntó: ¿tiene Ud. alguna creencia? – sí respondió. ¿Podría decirme en qué cree Ud.? Bueno, fíjese que yo creo lo mismo que cree mi iglesia.-respondió. Bueno, entonces, dígame que es lo cree su iglesia, -mi iglesia cree lo mismo que creo yo. Está bien, entonces ¿Qué es lo que Ud. y su iglesia creen. Bueno, la iglesia y yo creemos la misma cosa.

La Biblia dice: “Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. Dejaran de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.” (2 Tim. 4:3-4)

En estos tiempos, la advertencia del Señor sigue vigente: “Tengan cuidado; no se dejen engañar…”.

2. El Señor Jesús nos advierte contra la negligencia espiritual (v. 34-35)

“Tengan cuidado, no sea que se les endurezca el corazón por el vicio, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida. De otra manera aquel día caerá de improvisto sobre ustedes” (NVI)

Vienen días difíciles para el pueblo del Señor. En un mundo tan materialista e indiferente a Dios, tenemos que vivir como nunca la fe que nos ha dado el Señor. De otra manera, ¿Cómo podremos ser sal y luz en este mundo sin sabor y sumido en la oscuridad?

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Cleanse Me 2
SermonCentral
PowerPoint Template
Grace Never Ends
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion