Sermons

Summary: Acción de gracias a Dios por su gracia y misericordia. Desarrollar un carácter optimista

LA FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS Jn. 7:10-28

Israel celebraba la provisión milagrosa, misericordiosa de Dios durante los 40 años en su peregrinación en el desierto. La celebración cobró mayor relevancia porque en ese día Salomón consagró el templo.

La fiesta de los tabernáculos tenía lugar al final del año agrícola, en otoño, era una de las tres grandes fiestas nacionales, en las que cada judío estaba obligado a ir a celebrar en Jerusalén.

Los judíos hacían tiendas para la celebración, para recordar el tiempo en que el pueblo de Israel vivía en tiendas en el desierto, y para acordarnos que nuestras casas son temporales, y que nuestra verdadera y eterna morada está en los cielos que Jc fue a preparar.

Dios ordenó que su pueblo celebrara la fiesta de los tabernáculos:

Ex. 23:16 “También (celebrarás) la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo”

Lev. 23:34 “a los 15 días de este mes séptimo, será la fiesta solemne de los tabernáculos a Jehová por 7 días.

V.36 “7 días ofrecerás ofrenda encendida a Jehová, el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová, es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis”

v.41 “y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el mes séptimo la haréis”

v. 42 “En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos”

v. 43 “para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios”

El profeta Zacarías nos informa que en el futuro, habrá una gran fiesta de los tabernáculos eterna cuando tenga lugar el juicio final y los redimidos habiten en la casa del Señor para siempre.

Zac. 14:16-18 “Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos”

v.17 “Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieran a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia”

v.18 “Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos”

Al final de la fiesta el Sumo sacerdote oraba dando gracias a Dios por su provisión y por la lluvia temprana y por la lluvia tardía para el siguiente año.

En medio de este contexto, cuando El pueblo de Israel y el mundo entero pedían la provisión de agua:

Jn 7:37 “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”

v.38 “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”

v.39 “Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él”

Jc. = es nuestra fiesta de los tabernáculos. La provisión perfecta, abundante, oportuna de toda bendición, especialmente de la sed espiritual.

1 Cor 10:1-4 “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que los seguía, la roca era Cristo”

Jc es el final de todas estas fiestas ceremoniales, que ciertamente tuvieron como fin representarlo a él pero una vez que él vino al mundo, ya no hay ninguna razón para que que esas ceremonias sigan realizándose, porque nosotros celebramos la fiesta de los tabernáculos todos los días porque Jc está con nosotros.

El historiador Flavio Josefo en “Antigüedades” nos relata cómo los sumos sacerdotes habían añadido muchos rituales y tradiciones a la celebración de la fiesta de los Tabernáculos.

Todos los días había una peregrinación del templo ida y vuelta al estanque de Siloé y con un cántaro de oro llevaban agua y la derramaban sobre el altar mientras los levitas cantores alababan a Dios con los salmos 113-118.

El Jueves pasado en US se celebró la más grande fiesta nacional que ellos tienen “Thanksgiving”.

Los 102 peregrinos que llegaron en el “Mayflower” no tenían casa, medios de transporte, comida, ni servicios médicos y al cumplir un año hicieron un culto de acción de gracias por la provisión de Dios. Lo celebraron el tercer jueves de Noviembre y así continúa hasta hoy esta tradición.

La Biblia nos recomienda que no tengamos un día especial para dar gracias a Dios, sino que sea siempre, todos los días,

Ef. 5:19,20 “Hablen entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando SIEMPRE gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion