Sermons

Summary: Evidencias de la resurreccion de Jesucristo. y los beneficios que recibimos por la resurreccion.

LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

Era el 27 de Febrero de 1991.

La señora Ruth Dillow estaba en su casa, de repente el teléfono sonó. Eran noticias del Pentágono. Su hijo Clayton había caminado en un terreno minado. Murió. No pudieron juntar sus restos. Ella se enfermó. No quería comer. Solo quería llorar por su hijo, que ya nunca volvería a casa y nunca lo volvería a ver.

Tres días después, Ruth Dillow recibió otra llamada telefónica, estas son las palabras que escuchó: “Mamá… estoy vivo” Al principio Ruth no podía creer lo que oía, pero era la voz de su hijo, luego empezó a brincar y a reír de gozo, y de tanta alegría que inundó su corazón y por supuesto volvió a disfrutar la vida.

Este día los cristianos celebramos la más grande verdad y hecho histórico que tenemos los cristianos: La RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

Los musulmanes: “Con gran orgullo les presentamos los restos de nuestro gran profeta Mohamed, aquí está”

Los budistas: “Nuestra más preciosa reliquia que tenemos es la tumba de Budha, aquí está”

Los Chinos: “Aquí está nuestro gran tesoro cultural, los huesos de nuestro amado Confucio”

Solamente los cristianos pueden mostrar al mundo la tumba de Jesucristo diciendo: “AQUÍ NO ESTÁ, HA RESUCITADO”

¿Qué podemos obtener de la tumba vacía y de la resurrección de Jesucristo?

I. CONFIANZA.

Al principio, durante y al final de su ministerio, Jesucristo anunció que resucitaría al tercer día. Mucha gente se molestó por esas palabras; otros se no las entendían, y aún otros pensaban que Jesucristo estaba loco.

También dijo que había venido del cielo; que era más que un profeta, dijo que era DIOS encarnado.

- FELIPE: “Señor, muéstranos al Padre y nos basta”

- JESÚS: “Felipe, tanto tiempo que he estado con ustedes y no sabes todavía quien soy? “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre Jn. 14:8-9

También Jesucristo sorprendió a la gente cuando proclamaba que él era el único camino a la vida eterna:

Juan 11:25,26 “Aquellos que creen en mí aunque estén muertos vivirán y todo aquél que vive y cree en mí, no morirá eternamente”

Por estas afirmaciones y otras, debemos concluir que lo que él dijo o era cierto o era mentira.

Tenemos tres opciones, dice Josh MacDowel: Mentiroso, loco o Señor. Los cristianos tenemos muchas evidencias para creer en Cristo como Dios y Señor.

La prueba más contundente es su resurrección. Un día como hoy el cuerpo de Jesucristo había desaparecido de su tumba, y nadie pudo mostrar el cuerpo de él para contradecir a los discípulos que proclamaban su resurrección.

Ahh, cuántas personas, las más poderosas de aquélla época hubieran estado felices si hubieran podido mostrar el cuerpo muerto de JESUCRISTO para probar que la proclamación de los apóstoles en cuanto a la resurrección de Jesucristo era una mentira… pero no pudieron, porque la resurrección fue un hecho real.

Cuando la noticia de: “El cuerpo de Jesús de Nazareth ha desaparecido de la tumba” circuló por toda la ciudad y sus alrededores, surgieron varias hipótesis.

1. Sus discípulos se lo robaron.

2. Las autoridades judías y romanas se lo robaron.

3. Jesucristo no murió realmente.

4. Jesucristo realmente resucitó de entre los muertos.

Vamos a analizar cada una de ellas.

1. SUS DISCÍPULOS LO ROBARON. Esta versión fue la que los líderes religiosos en combinación con las autoridades romanas hicieron circular.

¿Realmente los apóstoles tenían el valor para realizar tal hazaña? ¿Tenían la capacidad de enfrentarse a soldados romanos armados y entrenados para la guerra?

No. Los discípulos que Jesucristo escogió no eran tan audaces ni lo suficientemente astutos para llevar a cabo tal proeza.

En la crucifixión sólo uno se atrevió a aparecer, públicamente, Juan. Los otros diez tal vez estaban debajo de la cama temblando de miedo, ni se presentaron a sepultar el cuerpo de su maestro y eso que habían prometido amarlo y seguirlo hasta la muerte.

Cuando las mujeres se presentaron para informarles de la resurrección, ellos estaban encerrados a piedra y lodo en un lugar secreto y con las puertas a doble llave, y una palanca atrancada.

Además , los discípulos ni entendían ni creían en la resurrección de JESUCRISTO, aunque él se los había dicho muchas veces.

Mrc. 16:9-11 “Cuando Jesucristo resucitó por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, ella fue y lo hizo saber a los discípulos que estaban tristes y llorando y no lo creyeron”

¿Qué fue lo que cambió a estos discípulos cobardes en valientes? Todos ellos murieron como mártires, torturados por anunciar la resurrección. ¿Qué los cambió? LA RESURRECCIÓN.

Cuando les amenazaban: “niega a Jesús de Nazareth o morirás” ya no veían tras la tumba ningún terror ni incógnita, ahora tras la tumba, veían a Jesucristo, fuente de la vida eterna. Esto cambió sus vidas.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


A God-Man Down
SermonCentral
PowerPoint Template
Empty Grave
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion