6-Week Series: Against All Odds

Sermons

Summary: En este capítulo nos habla acerca de los sacrificios y holocaustos que se debían hacer para Jehová. Lo interesante es que la orden era que el fuego nunca se debía apagar.

En este capítulo nos habla acerca de los sacrificios y holocaustos que se debían hacer para Jehová.

Lo interesante es que la orden era que el fuego nunca se debía apagar. V 12 “Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz”

Hoy en día Jesucristo ya no acepta sacrificios de animales, él quiere que nosotros nos ofrezcamos en sacrificio vivo delante de él.

Romanos 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.”

La forma que tenemos para ofrecernos en sacrificio no es quemándonos, pero si podemos ofrecerle sacrificio en servicio y alabanza. Hebreos 13: 15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”

En lo espiritual Jesucristo quiere que nuestro fuego nunca se apague, que en nuestro corazón arda una llama que nos obligue a servirle y adorarle. Jeremías 20: 9 “Pero si digo: No le recordaré ni hablaré más en su nombre, esto se convierte dentro de mí como fuego ardiente encerrado en mis huesos; hago esfuerzos por contenerlo, y no puedo.”

El apasionamiento no solo tiene que ver con el área afectiva, la pasión también se vive en cada área de nuestra vida.

Sin apasionamiento no existiría el arte, la ciencia, los descubrimientos y las grandes empresas del mundo.

En lo secular debemos entender que solo las personas apasionadas son quienes consiguen lo que se proponen. Jesucristo ama y prefiere a los apasionados. Apocalipsis 3: 15-16 “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

Características de una Persona Apasionada.

1.Disfruta lo que Hace. Una persona apasionada se deleita en gran manera aun en lo espiritual Jesucristo exige que nos deleitemos en él, Jehová quiere que cuando estemos a su lado lo disfrutemos al máximo. Salmos 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová,

Y él te concederá las peticiones de tu corazón”

• 1.1. El disfrutar lo que hace es lo que lo motiva a nunca parar y siempre mejorar en lo que hace.

2.Se entrega de lleno y da lo Mejor de Sí. 1 Corintios 9: 24 “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis” un apasionado cuando hace algo lo hace para ganar.

• 2.1. Sin pasión se hace las cosas, pero de mala gana, solo por cumplir.

3.Da más de lo que se le Pide. Para un apasionado hacer tan solo lo que se le pide equivale a ser un Inútil. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha ordenado, decid: «Siervos inútiles somos; hemos hecho solo lo que debíamos haber hecho».”

4.No descansa hasta conseguir lo que se propone. Un apasionado no pide que se le quite las cargas o Guerras, un apasionado pide que se lo entrene para batallar mejor. Salmo 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla,

Y mis dedos para la guerra”

5.Planifica muy bien lo que quiere lograr. Lucas 14: 28 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?” el apasionado, no emocionalita le gusta hacer las cosas bien.

• 5.1. Hay emocionalistas que parecen apasionados, pero solo actúan sin pensar y de manera no planificada.

6.No se desanima con Facilidad. Romanos 8: 39 “ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” El apasionado nunca saca pretextos para no hacer lo que tiene que hacer.

• 6.1. Antes, por lo contrario, un apasionado busca un pretexto para hacer lo que le gusta hacer.

7.Si no controla sus emociones puede sufrir cuando no consigue lo que se propone, un apasionado sufre cuando se junta con una persona que no lo es.

La pasión es lo que nos hace disfrutar de lo que hacemos, una vida sin pasión es plana y monótona, todo lo que se hace sin pasión pierde el gusto y el brillo.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion