Sermons

Summary: La buena salud de una persona depende en gran manera de la higiene que pueda tener con su cuerpo.

La buena salud de una persona depende en gran manera de la higiene que pueda tener con su cuerpo.

Si no tiene una buena higiene bucal va a tener mal aliento, se le va a dañar la dentadura. Etc.,

Si no tiene una buena higiene con el cabello se le va a poner feo, le van a Salir piojos. Etc.

Si no se tiene una buena higiene con los alimentos que se consumen va a causar enfermedad en el cuerpo.

Como podemos ver todo lo que se relaciona con nuestra vida debe tener una muy buena higiene para poder estar sano.

En las iglesias hay muchas personas enfermas espiritualmente. Llevan muchos años congregándose y se sienten cada vez más enfermas de manera espiritual.

Jehová considera que espiritualmente debemos tener una buena higiene. V 6 “Entonces Moisés hizo acercarse a Aarón y a sus hijos, y los lavó con agua.” no era que Aarón no se bañara y anduviera oliendo feo.

Aarón más que ser lavado físicamente lo que hacía era un ritual de compromiso, de entrega y de permitir que Jehová lavara su alma.

Un cristiano con mala higiene espiritual por lo general vive desanimado, no se congrega con regularidad, no ora, ni tampoco lee la palabra con frecuencia.

Como tener una buena Higiene Espiritual.

1.Permitiendo que Jehová nos dé un nuevo corazón. Ezequiel 36: 26 “Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.” Los seres humanos somos emocionalistas y muchas veces las emociones terminan controlándonos.

• 1.1. Las emociones siempre terminan haciéndonos tomar malas decisiones. Jeremías 17: 9 “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” las emociones nos pueden engañar.

• 1.2. Todo lo que hay en nuestro corazón es lo que sale por nuestra boca. Mateo 12: 34 “¡Camada de víboras! ¿Cómo pueden hablar cosas buenas siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.” si nuestro corazón está sucio lo que hablamos es algo sucio.

2.No escuchando cosas que nos contaminan. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” los seres humanos somos influenciables, por lo general siempre terminamos haciendo lo que oímos.

• 2.1. Nuestra mente es moldeable dependiendo de lo que escuchamos es como actuamos, si escuchamos cosas positivas seremos positivos. Si escuchamos cosas negativas nos volvemos negativos.

3.Purificando nuestros Ojos. Mateo 6: 22 “La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz” lo que vemos va a nuestra mente, baja a nuestro corazón y de eso es lo que hablamos.

• 3.1. nuestros ojos también deben tener una excelente higiene para que nuestro comportamiento sea agradable.

4.Cambiando nuestra Manera de pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” si nuestros pensamientos son limpios nuestro proceder también lo será.

• 4.1. Los pensamientos sucios no solo tienen que ver con pecado. Un pensamiento sucio también es cuando se cree que no se puede, cuando los pensamientos son negativos.

5.Estudiando la Palabra de Dios. 2 Timoteo 3: 16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” solo la palabra de Dios tiene el poder de transformar nuestra vida y darnos equilibrio a la hora de actuar.

• 5.1. La palabra de Dios tiene consejos que edifican nuestra vida y nos reta a cada día ser mejores en todo.

6.Manteniendose en Oración. Colosenses 4: 2 “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias” una buena intimidad con Dios levanta nuestro ánimo y nos da fortaleza para seguir luchando.

7.No dejando de Congregarse. Hebreos 10: 25 “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” en la congregación es donde nos animamos unos a otros y sobre todo donde Jesucristo a través de su palabra nos limpia y nos capacita para seguir luchando.

A si como nuestro cuerpo se puede enfermar por no tener una buena higiene, también nuestra vida espiritual se enferma por tener una mala higiene espiritual, si quieres estar sano espiritualmente mantente siempre activo con Jesucristo.

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion