Sermons

Summary: Nosotros somos Más Que Vencedores sobre cualquier enemigo por Èl que nos amó. En todas las circumstancias de la vida somos más que vencidores por Èl el que nos amó

ROMANOS 8:35-39

MAS QUE VENCEDORES

(El Amor Inseparable de Dios)

[1 de Juan 5:1-7]

Nadie o nada puede separar al Cristiano del amor de Dios en Cristo Jesus. El capítulo 8 es una conclusión gloriosa a las doctrinas magnificas del hombre perdido y la salvación recta de Dios las cuales Pablo sistematicamente nos presentbaba en capítulos 1-7. En los últimos versículos del capítulo 8 presenta el último punto en la discusión de la vida victoriosa antes de que Pablo cambiara el tópico del Israel perdido en capítulos 9-11 . Este paso es el punto culminante, la cima del monte de confianza, desde donde el Cristiano mira a sus enimigos vencidos y mira hacia arriba con la fe completa en el triunfo abundante del amor de Dios. [Estos versículos representa el último paso para caminar en plena confianza en el Amor permanente de Dios para con nosotros en Cristo Jesus.]

El gran amor de Dios para los creyentes en Cristo es la base segura y firme de nuestra sa1vación eterna. El amor de Dios para los en Cristo garantiza que nadie ni nada puede separarlos de Èl ni de Su amor.

Aquí con gran elocuencia el Apóstol fusiona los malignos del mundo natural con los antagonistas del mundo sobrenatural para ensenarnos que nosotros abrumadoramente vencemos por Él que nos amó. Nosotros somos Más Que Vencedores sobre cualquier enemigo por Èl que nos amó. En todas las circumstancias de la vida somos más que vencidores por Èl el que nos amó (ICT)

I. Los Enemigos Naturales de 1a Vida, 8:35-36.

II. La Vida Victoriosa, 8:37.

III. Los Enemigos Sobrenaturales, 8:38-39.

El versículo 35 nos enseña sobre Amor Inseparable. “¿Quién nos separará de amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligo, o espada?”

¿Pudiera algo o alguien separarnos del amor de Cristo? [La Pa1abra en Griego que se traduce separar tiene la idea de la palabra “espacio.”] ¿Pudiera algo o alguien guitarnos el amor de Cristo? Cosas parecidas ocuren entre esposos y esposas. Después de esta prequenta, Pablo nos da una lista que muestra los posibles acontecimentos y dificultades. Las Miremos. “Tribulación” es aflicción externa. “Angustia” es presión o inquietud interna. “Persecución” es mal infligida por su relación con Cristo de hombres hostiles. “Hambre” y “desnudez” son males físicos que priva de alimento y de abrigo de ambas casa y ropa. “Peligo” y “espada” son antonistas violentas.

Si los artículos catalogaron aquí, no pueden separar el amor de Cristo de nosotros, nada en la tierra puede separnos del amor de Cristo. Esta lista no es un intento a enumerar exhaustivamente o clasificar los obstáculos al amor de Cristo. Ellos son simplemente una lista variada de cosas malas. Estos ejemplos del mal como andulan [las ondas] del mar, amenazan enrollarnos debajo de las olas, pero nosotros que amamos al Señor y somos llamados a seguir Sus propósitos (8:8-29) sabemos que cualquier empacto que nos pase seremos sustenidos por el amor de Cristo. Estos males no más apagarían la luz del sol que pueden separar el amor de Cristo de nosotros.

Se da cuenta usted que la separación imposible no es nuestro amor por Cristo sino el amor de Cristo por nosotros. Con demasiada frequencia nuestro amor por Cristo esta separado de nosotros porque no nos ponemos de pie convencidos de que Dios está trabajando todas las cosas, ambos el mal y el bien, por nuestro bien eterno (8:28). Porque a menudo permitimos que las cosas nos separten del gozo, de la esperanza, de amigos, de casi todo lo que hace la vida deseable. Estos males pueden quitar hasta el alma pero el alma y nuestro espíritu eterno, no se pueden tocar.

Cuando un ECLIPSE OCURRE, la luz del sol es obstrida y llega a ser oscuro. Pero aunque la oscuridad haya proyectado su sombra sobre la tierra, no apaga la luz del sol.

Todas estas tristezas externas pueden afectuar la vida externa, pueden matar el gozo mundano, ahogar la esperanza y atarnos en la soledad pero no pueden tocar la más pequena vía del amor que Jesus tiene por nosotros. Y este amor fluirá más abundantemente en nuestro corazón en estos momentos oscuros si somos fieles y confiamos en Èl (Rom 5:5). [ “... y la esperanza no averguenza; porque el amor de ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado." (Romans 5:5)]

Haga de Cristo su causa de gozo y usted nunca estará sin gozo. Haga de Cristo su razón de esperanza y la esperanza estará con usted. Haga que las palabras de Cristo sean sus compañeros constantes y nunca tendrá soledad oscura. La retira [dista] de bendiciones externas no tocarán las santidades centrales y la paz profunda de una vida en comunión con Jesús. Nosotros podemos arrastrar la retirada un ataque de todo, si nostoros hemos encontrado en Cristo, nuestro todo.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion