Sermons

Summary: No necesitamos amarnos a nosotros mismos porque ya lo hacemos y mucho, sino necesitamos a Jesús para verdaderamente amar a los demás para la gloria de Dios.

Intro: Un compañero me platicaba que cuando era niño le gustaba mucho encender fuegos. Se quedaba admirando las flamas del fuego, su color y el calor que despedían. Por supuesto, sus padres le prohíban esto y lo regañaban cada vez que lo descubrían, sobre todo porque en su casa había muchas cosas de madera y artículos inflamables.

Un día, este niño encontró una vela, la llevó a su cuarto y cerró la puerta tras él. Encendió la vela y comenzó a admirar el fuego. De pronto, escuchó los pasos de su mamá acercándose por el pasillo hacia su cuarto. En su desesperación y para no ser descubierto, lo único que se le ocurrió fue esconder la vela encendida debajo de su cama.

Su madre entró al cuarto y en seguida sintió el olor característico y le preguntó: ¿Encendiste un fuego? Y él contestó hasta con cierto grado de indignación: “Yo…¡No! Para nada”. Pero unos pocos segundos después se le cayó el teatrito cuando su cama empezó a quemarse detrás de él. Gracias a Dios, el fuego se pudo controlar y no pasó a mayores, más que él quedó castigado por un largo tiempo.

No se puede vivir en una mentira por mucho tiempo. Tarde o temprano nos llegan las consecuencias de la mentira. ¿Pero saben qué es peor que vivir en una mentira? ¡Es creer la mentira! Porque cuando crees una mentira ni siquiera es evidente para ti que estás destruyendo tu vida y la de los que te rodean. Y a esas mentiras que a veces creemos nos estamos refiriendo este mes. Hoy concluimos nuestra serie de sermones que hemos llamado: “Mentiras Creíbles”, por ser muy comunes y muy creídas. Hemos estado tratando de desenmascararlas con la luz de la Escritura.

Hoy continuamos con la mentira creíble que dice: “Necesitas amarte”. El hecho de que esté siendo clasificada esta declaración como una mentira, ya debe estar alarmando a muchos. Y es que estamos muy acostumbrados a ver esta declaración: “Necesitas amarte” o “Tienes que amarte a ti mismo primero para poder amar a los demás”. “No puedes dar lo que no tienes. Si no te amas, cómo podrás amar a los demás”. “Tu problema es que no te amas lo suficiente”.

Atrevernos a decir este día que estas frases son esencialmente mentiras creíbles puede estar causando que algunos ya quieran levantarse e irse. Quizá has compartido en tu estado de Facebook o Instagram algo semejante, o has enseñado o dado este consejo a algún amigo o bien, lo has declarado con la misma convicción con la que dices: Dios es amor.

En fin, antes de que dejes de escuchar por estar yendo en contra de esta aseveración tan aceptada culturalmente, quiero decirte lo que no queremos decir cuando afirmamos que la frase “Necesitas amarte” es una mentira.

1. No estamos diciendo que no haya algo que hacer si te encuentras inconforme o con falta de contentamiento con tu cuerpo en general o con alguna parte del mismo. Tampoco estamos negando que esta experiencia de insatisfacción sea una realidad en la vida de muchas personas.

2. Tampoco estamos diciendo que no debas tener un concepto correcto y apropiado de ti mismo, de tal forma que sopeses tus puntos positivos y las áreas donde se necesita trabajar.

3. Mucho menos estamos diciendo que es correcto que atentes de alguna forma contra ti mismo por experimentar una sensación de desprecio hacia ti mismo.

No estamos diciendo ninguna de estas cosas, y aun así afirmamos que la frase: “Necesitas amarte o necesitas amarte más” es una frase que encierra toda una visión de la vida que es mentirosa o engañosa.

¿Entonces a qué nos estamos refiriendo? Bueno trataremos de explicar el punto lo más concretamente posible. Aunque esta frase esté muy diseminada en la cultura y muchas veces, parezca ser confirmada por la experiencia personal, como creyentes tenemos una regla de fe y práctica que es la Palabra de Dios.

Entonces, la primera pregunta que debemos hacernos al respecto es ¿Nos enseña la Biblia que debemos amarnos a nosotros mismos como una prioridad o como algo muy importante para la vida?

Podemos revisar de pasta a pasta de la Escritura y no encontraremos esa indicación, sino todo lo contrario. La Biblia nos insta a amar a otros, a pensar en otros, a servir a otros, a considerar a otros primero, antes que a nosotros mismos. ¡Ese sí es un énfasis de la Escritura! Pero el amor a uno mismo, como indicación u ordenanza, es un pensamiento ajeno a la Escritura.

Alguien dirá, permítame pastor, ¿Qué me dice de Mateo 22:37-40? Veamos qué dice: —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús—. Este es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a este: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion