Improve your sermon prep with our brand new study tools! Learn all about them here.
Sermons

Summary: El milagro que Dios hizo en Naamán puede ser nuestro milagro

  Study Tools

Introducción

Naamán lo tenía aparentemente todo.

General del Ejercito, tenía dinero, poder, fama, hasta Dios lo había usado.

¿Cuánto daríamos nosotros por tener lo que el tenía?

Podríamos decir que este hombre vivía sin ninguna preocupación de como iban a comer sus hijos, iban a las mejores escuelas, tenía una hermosa casa, la mejor seguridad, su casa y familia protegida.

Pero… era leproso.

Tenía enfermedad que lo separaba de su familia, donde su dinero no podría comprar una receta, donde su poder no podía derrotar esta enfermedad, su valentía no podía superar esta enfermedad.

¿De qué valía tener todo eso si no podía superar su enfermedad? ¿Si se iba a morir?

Le esperaba un futuro incierto.

Tarde o temprano hubiera tenido que dejar de ser general, pues ¿Cómo iba a comandar un ejército?

Hubiera tenido que salir de su casa. Por mas que quisiera, no podía quedarse porque podría contaminar a sus seres mas queridos y por amor a ellos hubiera tenido que alejarse. Hubiera vivido con otros leprosos.

Tendría que estar lejos de la sociedad, no solo de distancia sino también en sus relaciones sociales. Todo estaba a punto de cambiar. Y pareciera que no había manera de cambiar lo que estaba por sucederle. El sabía lo que le pasaba a los leprosos.

Si Naamán era valeroso en lo extremo estoy seguro que el no se conformó con solo escuchar la noticia que estaba contaminado con una enfermedad mortal.

Estoy seguro que hizo todo lo posible para encontrar una manera de curarse.

Estoy seguro que había consultado a los mejores doctores y buscó remedios medicinales.

Había una joven en su casa que trabajaba de criada.

Esta joven fue capturada y sacada de la casa de sus padres en Israel.

Esta joven que había sido separada de su casa y de su tierra no guardó rencor hacía sus señores.

Esta joven le habló de un profeta en Samaria.

Aparentemente Naamán no había ido a Samaria a buscar ayuda y cuando Naamán escuchó lo que la joven le dijo el no lo pensó dos veces.

Salió para Samaria a buscar la sanidad y la encontró.

Aplicación

Yo no tengo lepra pero necesito la sanidad.

Mi lepra es el orgullo, mi lepra es el egoísmo, mi lepra es herir con mis palabras, mi lepra es hacer lo que no quiero hacer, mi lepra es reclamar mis derechos y no pensar en los demás.

Para otros su lepra es algo mas visible como problemas de bebida, de fumar, de usar drogas, de la codicia, la sensualidad, adicciones, el enojo, el odio, etc.

¿Cual es tu lepra?

La lepra no es una enfermedad que empieza cuando uno lo ve en la pie.

La enfermedad comienza desde adentro.

Uno no sabe que lo tiene hasta que la carne empieza a revelarlo.

Por eso, mientras Naamán estaba conquistando tierras extrañas, ganando batallas, recibiendo los aplausos de la gente y del su rey, el pensaba que todo estaba bien.

Lo que no sabía es que dentro de el ya reinaba una enfermedad.

El problema con la lepra es que no sabemos que lo tenemos hasta después.

Nuestro problema es que no sabemos que tenemos un problema de orgullo, de egoísmo, de enojo, etc. hasta después.

Ejemplo de como viven las personas que no conocen a Dios:


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion