Sermons

Summary: El primer sermon que Dios me dio para un funeral.

  Study Tools

NO LO PIERDA TODO

“Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” (Mateo 16:26)

La sociedad de hoy está envuelta en la adquisición de bienes materiales y otras posesiones. Mientras más uno pueda tener, es mejor. Esta es la mentalidad del mundo. Nunca cesan de adquirir cosas para sentirse satisfechos. Una vez que han logrado algo, hay más por alcanzar. Para aquellos quienes pierden sus bienes materiales, la sociedad los mira con desprecio y lástima.

Para Jesús, no hay otra posesión más valiosa que el alma del hombre. Para Jesús, todos los bienes y las posesiones no tienen valor alguno cuando se les compara con el alma humana. El comprendió que al morir, si la persona no es salva, lo pierde todo: Su sentido del tiempo, sus bienes y su oportunidad de aceptarle como Salvador. Por tanto la advertencia: ¡No lo pierda todo!

I. LOS MUERTOS PIERDEN SU SENTIDO DEL TIEMPO

“Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol” (Eclesiastés 9:5, 6).

A. Los muertos entran en un estado donde el tiempo ya no es importante

1. Ya no hay mas citas, calendarios ni eventos especiales que deban cumplir

2. Ya no hay mas que una cita por completar

“…está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio…” (Hebreos 9:27)

II. LOS MUERTOS PIERDEN TODOS SUS BIENES

“Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano” (Eclesiastés 5:15).

A. Nada de lo que tuvieron en vida podrán llevarse con ellos

1. Su esfuerzo por alcanzar bienes materiales se hace vano al momento de la muerte

2. Otros aprovecharán lo que ellos no pudieron llevarse

3. Entonces reconocerán que ninguna pertenencia es tan importante como su alma

III. LOS MUERTOS PIERDEN SU OPORTUNIDAD DE DECIDIR SU ETERNIDAD

“…he aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2).

A. Aquellos quienes viven su vida en los afanes de la tierra, perderán esta oportunidad

1. Ni la religión ni las buenas obras pueden salvar al hombre

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8, 9).

B. El Unico medio de salvación es Cristo

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras” (Tito 2:11-14).


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion