Sermons

Summary: Hay tres pasos que necesitamos para un avivamiento. Primero, hay que confesar nuestra necesidad, Segundo, debemos admitir la posibilidad de un avivamiento, y Tercero, necesitamos reconocer la fuente de avivamiento. No es el predicador, no es una campaña

  Study Tools
  Study Tools

PASOS PARA EL AVIVAMIENTO

SALMOS 85:4-9 En el versículo 6 de este hermoso Salmo, el salmista ora por avivamiento. Multitudes hoy están pidiendo una oración similar, y vamos a descubrir juntos algunas cosas que Dios tiene que decir acerca de avivamiento.

Algunos de nosotros hemos visto avivamiento en una escala pequeña, donde multitudes de almas se salvan en una reunión, vidas han sido transformadas y un espíritu de oración profunda cae sobre el pueblo de Dios. Pero muy pocos de nosotros hemos experimentado avivamientos grandes. Hemos leído sobre tales grandes movimientos de Dios para hacernos desear que El lo haga una vez más! Pero que es “avivamiento”? Avivamiento es renuevo, restauración – un fresco aliento de la vida, amor y poder de Dios. Personas desmayan y luego cuando viene ayuda son revividos. Flores se marchitan y pierden su belleza y cuando lo pones en agua revivan. También cristianos e iglesias desmayan y necesitan ser revividos.

Hay varios grados de avivamiento. Una persona enferma puede sentirse mejor y luego ser restaurado a completa salud y fuerzas. Lo mismo es con un cristiano y la iglesia.

Mientras estudiamos este Salmo vamos a orar que Dios impresiona en nuestros corazones que mande un avivamiento completo del Espíritu Santo en nuestra nación, y en toda la tierra. Que son los pasos que llevan a un avivamiento?

Uno, NECESITAMOS CONFESAR NUESTRA NECESIDAD DE UN AVIVAMIENTO.

La oración del Salmista fue una confesión de una necesidad; solo fue cuando sintió la necesidad que oro. – vs 6. Piensa en la necesidad para avivamiento: en el mundo afuera. Multitudes están sin Dios y sin esperanza en este mundo. Efesios 2:12:13 dice, “En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel, y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.”

También en 1 Pedro 2:10 dice, “Vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”

Muchos de estas personas se encuentran fuera de nuestras iglesias, y avivamiento es la única clave a esta situación trágica.

En la iglesia. Muchas iglesias son carnales, mundanos, formales y faltando en poder espiritual y vitalidad. Solamente un avivamiento puede cambiar esta situación trágica.

En nuestras vidas. No tenemos poder espiritual! Con razón fracasamos mucho, nuestro testimonio parece ser inefectivo, y que poco oramos. Avivamiento es nuestra necesidad personal.

NUNCA VA HABER UN AVIVAMIENTO HASTA QUE ADMITIMOS NUESTRA NECESIDAD DE ELLA.

DOS, DEBEMOS ADMITIR LA POSIBILIDAD DE AVIVAMIENTO

Estamos convencidos que avivamiento puede llegar a nosotros? El Salmista si lo estaba. 6 veces en los versículos 1-3 le recuerda a Dios lo que había hecho…Tu mostraste, tu restauraste. Y el hecho que Dios ha envido en el pasado demuestra la posibilidad de un avivamiento en el futuro. Joel 2:28-32. 2 Crónicas 7:14; Jeremías 33:3; Malaquías 3:10.

TRES, NECESITAMOS RECONOCER LA FUENTE DE AVIVAMIENTO. No es el predicador, no es una campaña, es Dios que trae el avivamiento. Nuestros ojos no deben estar fijados en estratagemas de hombres, o programas, iglesias o denominaciones, pero solo en El. Cuando miramos a hombre, vemos lo que el hombre puede hacer. Cuando miramos a dinero, vemos lo que el dinero puede hacer. Cuando miramos a organización, vemos lo que la organización puede hacer. Cuando miramos a denominaciones vemos lo que puede hacer las denominaciones. Pero cuando miramos a Dios podemos ver lo que Dios puede hacer y es mucho mas abundantemente de lo que pedimos.

Salmos 62:5 dice, “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza.”

La actitud de avivamiento es la humildad. Isaías 57:15 dice, “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivificar el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.”

Para estar bien con Dios lo primero que hay que hacer es entender su gran majestad. El Señor se introduce a Su pueblo con nombres y títulos reflejando Su gran majestad, y espera que Su pueblo le responde a Él como Dios glorioso.

Aunque Dios es el Alto y Sublime, al mismo tiempo el vivirá con el hombre – con el quebrantado y humilde de espíritu. Esto es la segunda cosa para estar bien con Dios: estar quebrantado y humilde delante de un Dios grande y majestuoso.

La tercera cosa para entender en llegar a esta bien con Dios es Su grande amor. Aquí en el versículo 16 Dios muestra su misericordia a su pueblo, pero promete no contender para siempre ni para siempre enojarse. Aunque Dios siempre disciplina su pueblo aquí dice en los versículos 18,19 “He visto sus caminos; pero le sanare, y le pastoreare, y le daré consuelo a él y a sus enlutados; produciré fruto de labio: Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová, y lo sanare.”

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Dry Bones
SermonCentral
PowerPoint Template
Genuine Revival
SermonCentral
PowerPoint Template
Revival
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion