Sermons

Summary: Como implica el título, la carta a los Hebreos fue escrito a los cristianos judíos. Estaban en peligro constante de volver al judaísmo, o por lo menos de darles mucha importancia a las observancias ceremoniales. El principal propósito del escritor es de m

Pon tus Ojos en Cristo Hebreos 12:2

El Ejército de Salvación

Mayor Gerardo Balmori

INTRODUCCIÓN

Como implica el título, la carta a los Hebreos fue escrito a los cristianos judíos. Estaban en peligro constante de volver al judaísmo, o por lo menos de darles mucha importancia a las observancias ceremoniales. El principal propósito del escritor es de mostrar la superioridad de la era cristiana en comparación a la del Antiguo Testamento.

Este texto en particular forma parte de la discusión sobre la importancia de la FE. En el cap. 11, vimos un desfile de héroes de la fe.

Entonces llegamos al versículo 1 y 2 del cap. 12 . . . que sería la aplicación práctica para los que están comprometidos a vivir una vida de FE.

«. . . puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.B.

Pon tus ojos en Jesus.

1. Literalmente «mirando desde lejos», entonces. . . una meta, el fin, el objetivo el destino a dónde queremos llegar.

2. No se refiere al ojo físico, sino al ojo interno del corazón. . . El enfoque de nuestros pensamientos.

3. Se refiere también a las prioridades de uno...

• ¿Qué es lo que tiene mayor importancia?

• ¿Qué es lo que recibe mayor atención y preocupación?

4. Se refiere a la motivación. . .

¿Qué es lo que nos impulsa para hacer lo que hacemos?

Les animo hermanos a mirar constantemente a Jesús.

Hay, por lo menos, cuatro razones por qué debemos poner nuestros ojos en Jesús.

a) Jesús es el único guía fiel.

b) Los que han perseverado en el pasado, lo han hecho mirando a Jesús.

c) Cuando dejamos de mirar a Jesús, empezamos a destruirnos unos a otros.

d) Los que miran a Jesús llegarán a la meta.

I. JESÚS ES EL ÚNICO GUÍA FIEL.

Si perdemos de vista a Jesús, no llegaremos al destino donde queremos llegar. Terminaremos perdidos de nuevo, tratando de salvarnos a nosotros mismos.

Este mundo ofrece muchos guías falsos que intentan atrapar nuestra atención, desviando nuestros ojos de Jesús.

A. El Poder Humano.

«¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda! En los caballos buscan apoyo, y confían en los carros porque son muchos, y en los jinetes porque son muy fuertes, pero no miran al Santo de Israel, ni buscan al SEÑOR» (Isa 31:1).

B. Las Recompensas de Este Mundo.

«Aparta mis ojos de mirar la vanidad, y vivifícame en tus caminos». La palabra «vanidad» significa engañador, falso, vacío, ... encierre todas las recompensas que ofrece el mundo sin Dios: las riquezas, el honor propio, el placer» (Psa 119:37).

C. Los Viejos Vicios.

«Pero Jesús le dijo: Nadie, que después de poner la mano en el arado mira atrás, es apto para el reino de Dios» (Lucas 9:62). ¿Por qué no es apto? . . . Porque no está realmente convencido. Suspira y piensa en lo que tuvo que dejar.

D. A Veces La Religión Misma Puede Ser un Desvío.

«Y mientras algunos estaban hablando del templo, de cómo estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo: (6)En cuanto a estas cosas que estáis mirando, vendrán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derribada» (Lucas 21:5-6).

Los judíos tenían sus ojos puestos en edificios, ladrillos, templos, terrenos, y ritos, ceremonia, costumbres de su religión.

E. El Hombre.

«Vosotros veis las cosas según la apariencia exterior» (II Cor. 10:7a).

El apóstol Pablo no era muy buen mozo. Tenía una debilidad física, su voz probablemente no era muy potente, y posiblemente era bajo de estatura. Los Corintios juzgaban a Pablo según su apariencia; y lo despreciaron. Mientras tanto, miraban a los apóstoles falsos--con su elocuencia, riquezas, fervor, y fanfarronería--y los admiraban.

Punto: Los hombres pueden reemplazar a Jesús como el enfoque de nuestros ojos.

II. LOS QUE HAN PERSEVERADO EN EL PASADO, LO HAN HECHO CON LOS OJOS PUESTOS EN JESÚS.

A. Abraham.

Abraham «esperaba la ciudad que tiene cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. . . . considerando como mayores riquezas el oprobio de Cristo que los tesoros de Egipto; porque tenía la mirada puesta en la recompensa» (Heb 11:10; 11:26).

«Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró» (Juan 8:56).

B. Esteban.

«Esteban, lleno del Espíritu Santo, fijos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios; y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre de pie a la diestra de Dios» (Hechos 7:55-56).

C. Jesús.

« . . tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo los alimentos. . .» (Mateo 14:19).

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Follow Jesus
SermonCentral
PowerPoint Template
The True Vine
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion