Sermons

Summary: Sobre bestias salvajes y camareros

Primer Domingo de Cuaresma

Sobre bestias salvajes y camareros

Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían.

1). Animales salvajes-

Un hombre dijo, “Tengo un ángel sobre uno de mis hombros y un diablo sobre el otro. Soy también sordo en un oído.”

Durante la Cuaresma, en el desierto, puede que usemos el tiempo para batallar con lo que llamamos ‘pasiones animalísticas’.

Santa Teresa de Avila decía que debemos estar alertas a los reptiles ponzoñosos que están representados en malos pensamientos y en la aridez espiritual que es lo que nos pone a prueba.

“¿Te dolió mucho caerte del cielo?” alguien preguntó con referencia a Satanás.

La respuesta es “¡SI”! Porque ahora el diablo y los otros ángeles caídos tratan de convencernos, a nosotros seres humanos, a que nos rebelemos también ante Dios.

Numeral 414 del Catecismo de la Iglesia Católica:

Satanás, o el diablo, y los otros demonios son ángeles caídos por haber rechazado libremente servir a Dios y su designio. Su opción contra Dios es definitiva. Intentan asociar al hombre en su rebelión contra Dios.

Las que siguen, son mentiras que ustedes oirán en el desierto:

Viejos hábitos y estilos de vida vuelven a surgir – A Satanás le encanta que seleccionemos recuerdos del pasado que dejamos atrás – como por ejemplo, que recordemos los cigarillos, las drogas, la bebida en exceso, la visita a bares o clubs de mala reputación, — o los placeres ilícitos de la carne, el robo, la mentira y la injusticia contra el prójimo. La tentación comienza en romantizar o idealizar el pasado. Cuando Moisés sacó a los israelitas de la esclavitud en Egipto, cada vez que ellos enfrentaban una penalidad, protestaban y querían volver, nada menos que – A LA ESCLAVITUD!!!!

Un maestro dijo, "Si tu puedes caminar sobre el agua, no eres mejor que la paja. Si puedes volar por el aire, no eres mejor que una mosca. Pero si puedes resistir la tentacion, puedes conquistar el universo." El poder verdadero, la fuerza real, viene de resistir la tentacion por medio de la gracia de Dios.

2. Los Angeles le servían – Eran los ángeles quienes ejercían el servicio de proveer comida en el desierto.

Los ángeles buenos nos ayudan presentando ante Dios nuestras súplicas; actuando como mensajeros entre Dios y nosotros y sirviéndonos como ángeles custodios.

Sientan el suave roce de las alas de su angel.

El Catecismo nos recuerda la doctrina del ángel custodio.

Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión.

Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida.

Conectemos con este gran amigo invisible, invoquémosle a menudo. Nos hará sentir su presencia y amistad espiritual. (Cf. CEC, 336).

La vida de los Santos es a menudo testimonio de extraordinarias intervenciones angélicas (también diabólicas…!).

¡Cómo no recordar las múltiples anécdotas que nos relata San Juan Bosco o San Pío de Pietrelcina, santos cuyas vidas están perfectamente documentadas y que son bien cercanas a nosotros!

El Bautismo también nos fortifica contra las tentaciones a pecar.

Dios Padre dijo que estaba complacido con Jesús, justo antes de que el fuera llevado al desierto para ser tentado.

San Juan Crisóstomo explica que no debe preocuparnos el hecho de que el Bautismo precipite ataques espirituales, porque es precisamente para el combate que hemos recibido armas espirituales.

El efecto más importante del sacramento del Bautismo es recibir en nuestras almas la presencia de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esto significa que el poder de Dios habita en nuestras almas.

Un ‘tweet’ de Cuaresna: Viaje al desierto = #40 días de tentaciones, bestias y ángeles. # Mil gracias, Espíritu Santo.

Primer Pedro 3:21 de la Segunda Lectura dice, “bautismo, que ahora los salva a ustedes.”

Si ustedes han sido bautizados pueden confesar, según el caso, que el Bautizo los está salvando ahora mismo.

Tal como Pearl Buck escribió, “Dentro de uno mismo hay un lugar donde uno vive completamente solo y es allí donde se renuevan manantiales que nunca se secan.”….

Copy Sermon to Clipboard with PRO

Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion