Sermons

Summary: Cuatro principios bíblicos para entender correctamente el plan de Dios en cuanto a la sujeción alas autoridades

¿PROBLEMAS CON LA AUTORIDAD?

Romanos 13:1-10

INTRODUCCIÓN

1. ¿En qué piensas cuando oyes la palabra autoridad? ¿Qué pensamientos vienen a nuestra mente al oir esa palabra? Regaños, abuso, dictador, humillación, leyes, desagrado, imposición. Sí, son palabras que revelan que tenemos una actitud negativa hacia ella.

2. Pero Dios piensa diferente, como siempre; y en Su Palabra encontramos sus pensamientos que nos retan a acomodarlos a slos suyos.

3. El tema de la autoridad y la contraparte, la obediencia nos interesa todos. Todos estamos bajo autoridad en algún momento, y varios de nosotros la ejercemos como padres, jefes, maestros, hermanos mayores, líderes de la iglesia. De modo que debemos poner atención.

4. Necesitamos pues tener un concepto correcto acerca de la autoridad

¿Por qué debemos anhelar vivir bajo autoridad? El pasaje nos enseña algunas razones

I. La autoridad es una idea original de Dios (1)

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

A.Las ideas y las actitudes distorsionadas que tenemos hacia la autoridad son el resultado de nuestra naturaleza afectada por el pecado nos impide ver con claridad lo buena que es vivir bajo la autoridad. Tenemos una razón de mucho peso: la autoridad es diseño de Dios. Dios es un Dios de autoridad, así que su misma naturaleza exige que el mundo que él gobierna esté también bajo autoridad.

B. Repito: fue Dios a quien se le ocurrió: no es un invento del hombre, porque el hombre es rebelde por naturaleza. Si Dios le hubiera dado a escoger al hombre vivir con o sin autoridad, hubiera escogido la segunda opción. Cada vez que alguna de mis hijas o cualquier otra persona que de alguna manera esté bajo mi autoridad no le guste lo que les pida que hagan, me gustaría tener un letrero colgado en mi cuello que diga con letras mayúsculas: CUALQUIER RECLAMACIÓN O PROBLEMA CON LA ORDEN DADA, FAVOR DE QUEJARSE DIRECTAMENTE CON EL SEÑOR.

C. También es justo decir que una circunstancia que influye en nuestros conceptos distorsionados acerca de la autoridad lo cosntityen los malos ejemplos de autoridades: padres, maestros, gobernadores, policías, pastores, etc. Todos nosotros tenemos malos modelos de autoridad. Eso es verdad. ¡A cuántos padres, abuelos, tíos, maestros, pastores, líderes políticos abusivos y autoritarios hemos tenido que soportar! Es amarga la impotencia y la rabia que hemos tenido que soportar por la gracia de Dios ante personas que hasta parecen disfrutar su prepotencia y soberbia. Si embargo, a pesar de todo lo desagradable que significa, debemos recordar que el concepto de autoridad y sujeción proviene de parte del Señor, y por lo tanto es parte de su buena, agardable y perfecta voluntad de Dios.

D. Este concepto es tan básico que si de verdad lo creyéramos, nos ahorraríamos muchos de los problemas con nuestra rebeldía.

La segunda enseñanza es consecuencia de esta...

II. La desobediencia es en última instancia a Dios (2)

2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

A. Sea quien sea la persona a quien desobedezcas o a quien te rebeles, sea cual fuere el grado de rebeldía y desobediencia, tu problema fundamental será siempre contra Dios.

B. Dice la Escritura que es Dios quien ha establecido el principio de la autoridad; por eso todo tipo de rebeldía es resistencia . No importa el carácter de la persona a quien te debas someter; no importa si es digna de ocupar el lugar o no; no importa si el mandato te parece lógico o incorrecto; desobediencia es rebelión contra Dios.

C. Por supuesto, existe una excepción, que es sólo en un caso de que abiertamente nos ordenen violar alguno de los mandamientos expresos de Dios. Entonces, la misma Plaabra de Dios nos ordena que es necsario obedecer a Dios antes que a los hombres. Aquí es donde nos encanta buscar alguna excusa para no someternos. Pero no perdamos de vista que sólo se trata cuando se trate de quebrantar un mandamiento expreso, claro de la Biblia.

D. Pero a nosotros, que somos rebeldes por naturaleza, nos encanta hacer dos cosas: cuestionar la autoridad y mezclar nuestras preferencias con lo que claramente dice la Biblia que es pecado. Por ejemplo: tal vez a un joven no le guste que sus papás le ordenen que regrese de una fiesta a las 12 de la noche; tal vez no sea muy justa alguna observación o una indicación de parte de un jefe o del pastor, o de un diácono. Hay injusticias, no siempre se es parejo; no a todos se les llama la atención o no a todos se les llama de la misma manera. Aún así, no hay razón para desobedecer: nuestro deber es someternos y obedecer. En relación con la obediencia de los hijos, el pastor Wilbur Madera hace una observación muy atinada:

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Prayer For Healing
SermonCentral
PowerPoint Template
Rooted In Jesus
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion