Sermons

Summary: Algunos de ustedes posiblemente se han preguntado ¿Puede Dios realmente usarme? Hoy quiero responder esa pregunta usando la vida de Pablo y disipando los obstáculos que parecen estar en el camino al Servicio de Dios. Obstáculos que Dios no tiene ningú

  Study Tools
  Study Tools

¿Puede Dios realmente usar tu vida?

Hechos 9:1-6; 10-16 “1Mientras tanto, Saulo, respirando aún amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se presentó al sumo sacerdote 2y le pidió cartas de extradición para las sinagogas de Damasco. Tenía la intención de encontrar y llevarse presos a Jerusalén a todos los que pertenecieran al Camino, fueran hombres o mujeres. 3En el viaje sucedió que, al acercarse a Damasco, una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor. 4Él cayó al suelo y oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 5¿Quién eres, Señor? preguntó. Yo soy Jesús, a quien tú persigues, le contestó la voz. 6Levántate y entra en la ciudad, que allí se te dirá lo que tienes que hacer…

(10-16)…10Había en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor llamó en una visión. ¡Ananías! Aquí estoy, Señor. 11Anda, ve a la casa de Judas, en la calle llamada Derecha, y pregunta por un tal Saulo de Tarso. Está orando, 12y ha visto en una visión a un hombre llamado Ananías, que entra y pone las manos sobre él para que recobre la vista. 13Entonces Ananías respondió: Señor, he oído hablar mucho de ese hombre y de todo el mal que ha causado a tus santos en Jerusalén. 14Y ahora lo tenemos aquí, autorizado por los jefes de los sacerdotes, para llevarse presos a todos los que invocan tu nombre. 15¡Ve! insistió el Señor, porque ese hombre es mi instrumento escogido para dar a conocer mi nombre tanto a las naciones y a sus reyes como al pueblo de Israel. 16Yo le mostraré cuánto tendrá que padecer por mi nombre.” (NVI)

Al leer esta historia, nos debería sorprender la gracia de Dios.

Yo veo al Señor tomando a Saulo (Pablo), salvándolo por gracia, y transformándolo en un gran apóstol a los gentiles y me doy de cuenta que hay esperanza para gente como tú y yo de ser usados por el Señor.

La verdad es que Pablo era el candidato menos indicado para el servicio del Señor.

Aquí estaba un hombre el cual era temido y odiado hasta cierto punto por los cristianos y el hacia todo lo que estaba en su poder para destruir el nombre del Señor Jesús.

Mas sin embargo, Dios con Su gracia tomo a este hombre de donde estaba y lo uso para literalmente cambiar el mundo.

Dios uso el ministerio de Pablo a tal modo, que ese ministerio todavía esta dando fruto hoy en día.

El simple hecho que estamos hablando de su vida y el impacto que el tuvo en el mundo, es un testimonio de la manera en que Dios lo uso y lo esta usando ahora.

Cuando miramos la vida de Pablo, somos tentados a pensar que el era un súper santo dorado.

Podemos pensar que no es posible que el Señor pueda usarnos como uso a Pablo, o que Dios pueda usarnos de alguna manera.

Me supongo que nos sentimos inferiores y no dignos de ser usados por el Señor.

Mas sin embargo, quiero dejarte saber que Jesús puede y te usara si tú te pones a Su disposición.

Algunos de ustedes posiblemente se han preguntado ¿Puede Dios realmente usarme?

Hoy quiero responder esa pregunta usando la vida de Pablo y disipando los obstáculos que parecen estar en el camino al Servicio de Dios.

Obstáculos que Dios no tiene ningún problema en sobrepasar con Su poder y gracia.

I- Tu condición pasada no es un obstáculo para Dios

Hechos 9:1“1Mientras tanto, Saulo, respirando aún amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se presentó al sumo sacerdote”

De acuerdo al mismo testimonio de Pablo, el era culpable de hacer todo lo que estaba en su poder para destruir el Cristianismo. (Hechos 22:4 y Hechos 26:10)

Y en 1 Timoteo 1:13-15 el dice “13Anteriormente, yo era un blasfemo, un perseguidor y un insolente; pero Dios tuvo misericordia de mí porque yo era un incrédulo y actuaba con ignorancia. 14Pero la gracia de nuestro Señor se derramó sobre mí con abundancia, junto con la fe y el amor que hay en Cristo Jesús. 15Este mensaje es digno de crédito y merece ser aceptado por todos: que Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.” (NVI)

Pablo nos habla de su pasado y nos dice que el era un acecino, un rebelde en contra del Señor Jesucristo.

Religiosamente hablando, el era un hombre que envidiar, pero internamente, el era tan malvado como cualquier otro hombre que hubiera caminado este planeta tierra.

Hechos 7:58, indica que Pablo dio la orden y el apruebo para acecinar a Esteban.

Pablo era un hombre malvado, mas sin embargo esto mostró no ser un obstáculo a la gracia y poder salvador del Señor Jesucristo.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Breaking Through
SermonCentral
PowerPoint Template
Growing In Grace
SermonCentral
PowerPoint Template
Journey Of Faith
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion