Sermons

Summary: En tiempos de crisis se presentan muchas alternativas, hay muchos caminos que se nos muestran como una salida a nuestra situación. No hay cosa mejor que escuchar la voz de Dios.

Entonces se acercaron Johanán hijo de Carea y Azarías hijo de Osaías, junto con los jefes militares y todo el pueblo, desde el más chico hasta el más grande, y le dijeron al profeta Jeremías:

—Por favor, atiende a nuestra súplica y ruega al SEÑOR tu Dios por todos nosotros los que quedamos. Como podrás darte cuenta, antes éramos muchos, pero ahora quedamos sólo unos cuantos. Ruega para que el SEÑOR tu Dios nos indique el camino que debemos seguir, y lo que debemos hacer.

• Babilonia había conquistado a Jerusalén y Jedequías el Rey de Judá había huido frente a la situación que debía comenzar a vivir como pueblo.

• La ciudad de Jerusalén fue destruida, la familia del Jedequías fue ejecutada y a él cuando lo tomaron preso, le sacaron los ojos y lo enviaron a Babilonia.

• En esta situación está el pueblo. Jeremías el profeta fue puesto en la cárcel y finalmente se quedó con la gente pobre que siguió viviendo en Jerusalén.

• Johanán era uno de los líderes del pueblo y aunque había liberado a algunos prisioneros, tenía miedo de babilonia, por lo tanto había decidido huir a Egipto.

… De allí pensaban seguir hasta Egipto, para escaparse de los babilonios. Tenían mucho miedo de ellos…

• Sin embargo, aunque habían ya decidido en su corazón ir a Egipto, quizá buscando que Dios respaldara su idea de huir y refugiarse en otro pueblo, fueron en busca del profeta.

Ruega para que el SEÑOR tu Dios nos indique el camino que debemos seguir, y lo que debemos hacer.

I. No busques que Dios apruebe tus planes, más bien busca los planes de Dios y únete a él.

• Las expresiones de Johanán fueron llenas de sabiduría, más allá que su corazón no era sincero.

• “Que Dios nos indique el camino que debemos seguir, y lo que debemos hacer.” Debe ser la oración de cada persona en este tiempo.

• Johanán estaba buscando que Dios respaldara su plan, sus pensamientos, pero en el reino de Dios las leyes de las bendiciones no funcionan así.

• No es que se me ocurre algo y digo: ¡Dios en este me tienes que ayudar porque es tremendo lo que voy a hacer!

• No. Dios dice: “Esto es lo que voy hacer. Si quieres recibir mi bendición y prosperidad, obedece y sigueme”

A. El camino que debemos seguir.

• En tiempos de crisis se presentan muchas alternativas, hay muchos caminos que se nos muestran como una salida a nuestra situación.

• La economía mundial y los gobiernos del mundo hoy están analizando los caminos más adecuados que seguir.

• Este sábado 31 de Enero las noticias nos mostraban esta declaración:

“Es una catástrofe en curso para las familias de trabajadores estadunidenses”, dijo Obama en la Casa Blanca. “Es como el sueño americano al revés”, afirmó evocando los testimonios de los estadunidenses que perdieron su trabajo.

• Otras expresiones fueron “La recesión se agrava y crece la emergencia provocada por la crisis económica.”

• Ya se están mencionando las cifras de desempleo en el mundo y el camino para salir es incierto.

• Pero Dios ha prometido a su pueblo bendiciones de manera sobrenatural. De manera que nosotros no nos preguntamos cual es el camino a seguir. Jesús es quien dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;

Sobre ti fijaré mis ojos. Sal.32:8

• Los economistas y políticos del mundo no saben como salir de esta situación, no así los hijos de Dios que caminamos de victoria en victoria.

• Dios ya tiene un plan que está en ejecución. Este es el tiempo para el crecimiento y la bendición de los hijos de Dios. Solo ocupémonos de caminar por ese camino.

B. Lo que debemos hacer.

• ¿Qué es lo que debemos hacer? Es otra de las preguntas en el mundo hoy.

• ¿Qué vamos hacer? Es la pregunta que muchos se hacen en este tiempo.

• La respuesta es vive en obediencia siguiendo el programa de bendiciones que Dios tiene para sus hijos.

• La continuidad laboral de muchos trabajadores, será el endeudamiento de otros. Planes de “0 Km.” para que la industria automotriz no sufra… a costa de los ahorros y cuotas que deberán pagar otros, que tampoco tienen seguridad laboral.

• Dios tiene el vehiculo que sus hijos necesitan – pero no te lo va a dar en 60 cuotas.

• El mundo dice “invierte en cosas” – Dios dice “invierte en mi reino”.

• Las leyes de la siembra y la cosecha como camino a la prosperidad es para este tiempo. ¡Es para el tiempo de la crisis mundial!

• Lo que debemos hacer es creerle al Señor. Este es el tiempo para invertir en el Reino de Dios.

Copy Sermon to Clipboard with PRO Download Sermon with PRO
Browse All Media

Related Media


Prayer For Healing
SermonCentral
PowerPoint Template
Rooted In Jesus
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion