Sermons

Summary: El Rey se ha ausentado de muchos templos, de muchos hogares, y de muchas vidas porque ellos han aceptado a otro rey.

QUE REGRESE EL REY

2o. Samuel 19:9-15

9 ¶ Y sucedió que todo el pueblo contendía en todas las tribus de Israel, diciendo: "El rey nos ha librado de mano de nuestros enemigos y nos ha salvado de mano de los filisteos, pero ahora ha huido del país por causa de Absalón.

10 Sin embargo, Absalón, a quien habíamos ungido rey sobre nosotros, ha muerto en la batalla. Ahora pues, ¿por qué guardáis silencio con respecto a hacer volver al rey?"

11 Por su parte, el rey David mandó a decir a los sacerdotes Sadoc y Abiatar: "Hablad a los ancianos de Judá y decidles: ’¿Por qué seréis vosotros los últimos en hacer volver al rey a su casa, siendo que la palabra de todo Israel ha llegado al rey, a su casa?

12 Vosotros sois mis hermanos, hueso mío y carne mía; ¿por qué, pues, seréis los últimos en hacer volver al rey?’

13 Asimismo, diréis a Amasa: ’¿No eres tú hueso mío y carne mía? Así me haga Dios y aun me añada, si no has de ser jefe del ejército delante de mí, de ahora en adelante, en lugar de Joab.’"

14 Así se ganó el corazón de todos los hombres de Judá como el de un solo hombre, y enviaron a decir al rey: "¡Vuelve tú, y todos tus servidores!"

15 Entonces volvió el rey y llegó hasta el Jordán. Y los de Judá habían ido a Gilgal para recibir al rey y hacerlo cruzar el Jordán.

David, el rey, dirigió la batalla en contra del enemigo. Su hijo, Absalón, fue matado en la batalla. Es que su propio hijo se hizo enemigo del rey David. Ya había matado a muchos de los seguidores de David, y quería matar a su padre David también, y tomar control absoluto del reino. Aunque el rey David ganó la batalla, él quedó triste por la muerte de su hijo. El pueblo reaccionó mal. Malentendieron los sentimientos del rey David. David en su tristeza, queda fuera de Israel. El pueblo sigue irritado y molesto con David porque él no anda feliz por la victoria sobre Absalón (aunque un hijo de Dios se puede descarriar y llegar a luchar en contra de Dios, y luego morir como consecuencia de su pecado, Dios le sigue amando, y duele por ver su fin)

I. El Rey ya tiene tiempo Ausento

El rey David, salió de su casa, porque fue corrido.

La gente les había cambiada su lealtad a Absalón.

Ya perdió el costumbre de dar adoración al rey verdadero.

*Al mejor pensaban que el Absalón es mas joven, nos da mas privilegios, es menos estricto, nos va a dar mas reconocimiento, etc. Decidieron que un cambio sería bueno.

Hoy día, muchos han creído la misma mentira del diablo. Ya no quieren seguir con el mismo mensaje antiguo, y las mismas reglas, y el mismo órden. Ya quieren un cambio. Mensajes mas suaves, enseñanzas con menos requisitos. O sí, seguimos con los cultos y los mismos eventos; todavía tenemos alabanza y adoración, pero ahora lo hacemos a otro rey. ¿Por qué? Ya corremos el Rey verdadero; El es un caballero; cuando uno no le quiere, El no queda de fuerza. Dios no quiere salir, El quiere seguir como su Rey, pero ya no siente bienvenido; ni en Su templo, ni en tu hogar, ni en tu vida personal.

Seguimos en los mismos costumbres, y hasta utilizamos los mismos términos, pero lo hacemos al otro.

Ya no es Dios, pero es diosito.

No es sorpresa lo que Cristo dijo en Mt. 7:22,23

22 Muchos me dirán en aquel día: ’¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?’

23 Entonces yo les declararé: ’Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad!’

Mira bien las preguntas dadas en vs. 10, 11, y 12 de nuestro texto.

Ya vemos que no hay otro igual al Rey verdadero.

¿Por qué no queremos volverle a Su lugar correcto?

Hemos intentados de sustituir el rey por programas, por fiestas, por convivios, por estrellas y artistas. Basta que tenemos un pastor. No, no, no, mil veces no; ni el pastor puede tomar el lugar del Rey (Dios).

El pastor no puede cumplir TU DEBER de orar, ayunar, escrudiñar la Palabra, evangelizar, dar, etc.

2a. Tim. 2:15

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad.

Deja la flojera espiritual; toma tu cruz y sigue al Rey verdadero.

II. El Rey está Ausente por Nuestra Negligencia

Hoy mas que nunca, es fácil llamarse cristiano. Muchos lo hacen, pero no tienen sustancia.

Dicho: La prueba está en el postre.

Todavía asisten a los cultos, pero ahora traen sus costumbres paganos y quieren ser reconocidos como los seguidores del Rey.

Download Sermon With PRO View On One Page With PRO
Browse All Media

Related Media


Cleanse Me
SermonCentral
PowerPoint Template
David And Goliath
SermonCentral
PowerPoint Template
Facing Your Giants
SermonCentral
PowerPoint Template
Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion