Sermons

Summary: La iglesia de Cristo no es un estanque, no es un lugar donde se agitan las aguas de las emociones de tiempo en tiempo. Jesucristo dijo que “el que cree en mí, de su interior correrán ríos de agua viva”.

  Study Tools

Juan 5:1 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.

5:2 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.

5:3 En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.

5:4 Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

5:5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

5:6 Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

5:7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

5:8 Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.

5:9 Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día.

5:14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

La Escritura refiere muchas veces la frase “las fiestas de los judíos”, lo que nos dice, que esas fiestas, como estaban siendo celebradas, no eran las fiestas de Dios. En el libro del profeta Isaías ya Dios les había dicho:

Isa 1:12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?

Isa 1:13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.

Isa 1:14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.

Por esa razón Jesús era un “agua fiestas” para ellos. Si vinimos a un ayuno, permítanme aclararles lo que es ayuno para Dios. No es dieta, ni huelga de hambre, ni una manera de torcerle el brazo a Dios. Dice Isaías 58: El pueblo se preguntaba: “¿Para qué ayunamos, si no lo tomas en cuenta? ¿Para qué nos afligimos, si tú no lo notas? "Pero el día en que ustedes ayunan, hacen negocios y explotan a sus obreros. Ustedes sólo ayunan para pelear y reñir, y darse puñetazos a mansalva. Si quieren que el cielo atienda sus ruegos, ¡ayunen, pero no como ahora lo hacen! ¿Acaso el ayuno que he escogido es sólo un día para que el hombre se mortifique? ¿Y sólo para que incline la cabeza como un junco, haga duelo y se cubra de ceniza? ¿A eso llaman ustedes día de ayuno y el día aceptable al Señor? El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos y romper toda atadura? ¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento y dar refugio a los pobres sin techo, vestir al desnudo y no dejar de lado a tus semejantes? Si así procedes [todos los días], tu luz despuntará como la aurora, y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino, y la gloria del Señor te seguirá. Llamarás, y el Señor responderá; pedirás ayuda, y él dirá: ¡Aquí estoy!”. Ese debe ser el resultado de nuestro ayuno. Perdonen, si les aguo la fiesta…


Browse All Media

Related Media


Talk about it...

Nobody has commented yet. Be the first!

Join the discussion